¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
15 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

El día que nació Güemes

Miércoles, 08 de febrero de 2023 02:19

Nunca se sabrá si fue un sábado 7 o un domingo 8 de febrero 1785, cuando doña Magdalena Goyechea y de la Corte dio a luz a su segundo hijo, Martín Miguel Juan de la Mata, ni tampoco el lugar exacto del alumbramiento. Tampoco se sabe a qué hora nació. Si era de madrugada, por la tarde o en una noche estival. Su cuñado Dionisio Puch, en la primera biografía sobre el prócer, escrita en 1847, afirma que el año del natalicio fue 1787. Curioso caso se repite en las figuras legendarias de la historia, donde a menudo el mito y la leyenda superan las neblinosas certezas de la historia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Nunca se sabrá si fue un sábado 7 o un domingo 8 de febrero 1785, cuando doña Magdalena Goyechea y de la Corte dio a luz a su segundo hijo, Martín Miguel Juan de la Mata, ni tampoco el lugar exacto del alumbramiento. Tampoco se sabe a qué hora nació. Si era de madrugada, por la tarde o en una noche estival. Su cuñado Dionisio Puch, en la primera biografía sobre el prócer, escrita en 1847, afirma que el año del natalicio fue 1787. Curioso caso se repite en las figuras legendarias de la historia, donde a menudo el mito y la leyenda superan las neblinosas certezas de la historia.

Más notables aún son los inescrutables destinos de las personas en el amanecer de su vida ¿Quién hubiese imaginado que el segundo hijo de don Gabriel de Güemes Montero se erigiría, unos lustros más tarde, en un héroe independentista? Probablemente nadie. Ni siquiera los augures. Máxime si pensamos que Martín Miguel fue bautizado un 9 de febrero de 1785 por el sacerdote Gabriel Gómez Recio y su padrino fue José González de Prada, quien luego de la batalla de Suipacha, el 7 de noviembre de 1810, en la que Martín Güemes combatió en contra de los españoles, fue apresado por orden del Representante de la Junta Provisional Gubernativa, más conocida como Primera Junta: Juan José Castelli.

"No hay acuerdo entre quienes escribieron sobre Güemes en qué lugar exacto fue su nacimiento".

Es decir, Martín Güemes, veinticinco años más tarde, combatió contra su padrino de bautismo por la causa de la libertad. Seguramente no deben registrarse muchos casos similares a este. González de Prada había sido contador ministro principal de la Real Audiencia de Charcas y comisario de Guerra de la Intendencia de Salta del Tucumán. Es decir un destacadísimo funcionario de la corona española.

"Salta debe apostar firmemente a introducir la historia de la provincia en su currícula educativa".

En esas singularidades debe destacarse también que, así como Castelli mandó a detener, luego del triunfo de Suipacha, al padrino de Güemes, junto al general Vicente Nieto y a Francisco de Paula Sanz, también se encargó de declarar inexistente al héroe gaucho, en el parte de guerra escrito al día siguiente de la primera victoria patria, el 8 de noviembre. Asimismo, cabe recordar que se decía que Francisco de Paula Sanz era hijo del rey Carlos III de España.

Bautismo

Volviendo al bautismo del héroe gaucho, tuvo lugar en la vieja iglesia matriz, que se ubicaba en la esquina de las actuales calles Mitre y Caseros de la ciudad de Salta, por aquel entonces denominadas del Comercio (Caseros) y de la Caridad Vieja, más tarde llamada Libertad y finalmente Mitre.

Su madrina fue María Ignacia Fernández Cornejo y de la Corte, prima hermana de doña Magdalena. Sin embargo, no hay acuerdo entre quienes escribieron sobre Güemes en qué lugar exacto se produjo su alumbramiento.

No existe documentación precisa que permita afirmar con exactitud determinados hechos. Tanto es así que Lucía Gálvez sostiene que nació en Jujuy. Allí debe hacerse una aclaración. La vieja gobernación intendencia de Salta del Tucumán abarcaba los actuales territorios de Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca y Tarija, de tal suerte que es como sostener que Immanuel Kant, quien nació en la ciudad de Königsberg, en el reino de Prusia, no fuese alemán, sino ruso porque esa urbe, anexada luego de la Segunda Guerra Mundial, desde 1945 se la rebautizó como Kaliningrad y forma parte desde entonces de la actual Federación Rusa.

Otros, entre quienes se encuentra el autor de estas líneas, afirman que el parto se produjo en la localidad de El Sauce, perteneciente al municipio de El Bordo, en el departamento de General Güemes, en la hacienda El Paraíso, que era propiedad de la madre del caudillo, doña María Magdalena. Esta versión tiene mucho asidero a poco que se investigue que la madre del prócer venía en tránsito de Jujuy a Salta a dar a luz a su segundo hijo. El hermano mayor de Güemes, Juan Manuel -quien llegó a ser un abogado de nota- era el único de los vástagos que había nacido en la ciudad de Jujuy, porque a don Gabriel de Güemes lo habían trasladado como tesorero oficial de las Cajas desde la vecina ciudad a Salta. Otras tradiciones han sugerido que el natalicio fue en la ciudad de Salta y aseguran que ocurrió en la casa de Graña, ubicada en Caseros 483, donde hoy se yergue el edificio del Hotel Salta. Una versión más arguye que nació en la finca El Carmen, en el predio de la actual Escuela Agrícola, sita en avenida Banchik (ex-Kennedy); mientras que hay quienes propugnan que el héroe gaucho vino al mundo en un solar situado en la calle España, llamada entonces calle de Yocci, y desde el 21 de febrero de 1813 calle de la Victoria, hasta que insólitamente en el año 1900 se le puso la denominación actual. Esa casa de la calle España la ubicaban entre 25 de Mayo (antaño del Buen Retiro) y 20 de Febrero (por aquel tiempo llamada de la Estrella). No obstante, allí no terminan las versiones, pues hay quien dice que habría nacido en la calle Balcarce 51 (antes denominada calle de la Amargura) entre España y Caseros, porque allí funcionó por un corto lapso la Tesorería de las Cajas Reales. Hubiera sido otra coincidencia en la particular y corta vida de Güemes, debido a que el 7 de junio de 1821 fue herido de muerte justamente en esa calle.

Estas y otras diferencias e interpretaciones históricas demuestran cuánto falta aún por dilucidar en nuestra historia argentina. Algunos pueden ser simplemente detalles o curiosidades. Otros no. Salta debe apostar firmemente a introducir la historia de la provincia en su currícula educativa, porque fue fundamental en la génesis de la Nación argentina; porque tiene una vastedad que podría explicarnos muchas circunstancias de la realidad y la actualidad, no solo por saber sobre nuestro pasado y el modo como se conformó nuestro país, sino también porque es necesario el cotejo con lo que sucedió en otras partes de América y en España a fin de alcanzar una comprensión geopolítica de una gesta incomparable que encolumnó a hombres y mujeres tras un destino común de esperanza y libertad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD