¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

20°
24 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Gustavo Sáenz: "Retrasamos el inicio de clases por lo económico y esperando que a nivel nacional se definan cosas"

Jueves, 22 de febrero de 2024 02:02

Tras ser anfitrión de una reunión con funcionarios nacionales y cuatro gobernadores, Gustavo Sáenz habló con El Tribuno. El mandatario provincial justificó el porqué retrasaron el inicio de las clases; al tiempo que se refirió al precio del boleto, el cobro a los extranjeros que usen el servicio de salud de Salta y remarcó que tiene que haber un gran acuerdo nacional.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Tras ser anfitrión de una reunión con funcionarios nacionales y cuatro gobernadores, Gustavo Sáenz habló con El Tribuno. El mandatario provincial justificó el porqué retrasaron el inicio de las clases; al tiempo que se refirió al precio del boleto, el cobro a los extranjeros que usen el servicio de salud de Salta y remarcó que tiene que haber un gran acuerdo nacional.

¿No cree que retrasar el inicio del ciclo lectivo tiene un fuerte impacto en los chicos porque pierden días de clases?

El análisis del contexto económico y esperando que a nivel nacional se definan distintas cuestiones, hizo que tengamos que retrasar un poco el inicio de clase. Nosotros hemos cumplido con nuestra palabra hasta diciembre, dando los aumentos de acuerdo a la inflación. Y bueno, hay que ver qué decisión toma Nación con el incentivo docente y cuáles son los recursos con los que va a contar la provincia y ahí poder sentarnos a hablar ya con los números en mano y ver cuáles son las posibilidades reales que tiene la provincia de dar los aumentos que la gente hoy más que nunca los necesita. Así que, independientemente de eso, los gobernadores con los que yo tengo mucha relación siempre me dicen, todos los docentes se quejan porque en Salta le han dado el 200 y pico de aumento y que nosotros no le damos.

Se había planteado dar aumentos ya no teniendo en cuenta la inflación, sino la recaudación. ¿Eso sigue en pie?

En realidad más que eso, teniendo en cuenta el contexto de cada mes y viendo a ver cómo va funcionando esto. Las provincias no son islas que están fuera del contexto nacional; o sea, nosotros dependemos también de los recursos de la coparticipación, de las transferencias. La verdad que es un contexto bastante complejo en el que podamos sentarnos a conversar seriamente y con responsabilidad para tomar decisiones que después podamos cumplir.

"No me siento un traidor, tampoco me siento un coimero y todas las barbaridades que se han dicho. No espero que nadie pida disculpas".

¿Se quedó con un sabor amargo después de la reunión con el ministro Guillermo Francos?

No. La verdad que yo me quedé conforme y los gobernadores también. Fue importante que nos haya acompañado la vicepresidenta (Victoria Villarruel) y el ministro del Interior (Guillermo Francos) en un aniversario tan importante como el de la Batalla de Salta. Los gobernadores tuvimos la posibilidad de hablar, de plantear nuestros puntos de vista, de escucharnos, de dialogar. Vuelvo a insistir, dialogar, consensuar, no es sinónimo de corrupción, al contrario, es sinónimo de democracia y hay que entenderlo así. No se puede resolver nada cuando el diálogo se corta y desde el primer momento yo he manifestado mi voluntad de conversar. Pero también pedimos respeto. De Nación lo único que hemos recibido en estos meses de gestiones fueron insultos, agravios, descalificaciones, faltas de respeto, que no le hacen bien a nadie y la verdad es que nosotros no somos culpables de la inflación, de la retención, de los créditos multimillonarios que se sacaron y que hay que pagar, de la devaluación. Hoy en día está pagando la gente este ajuste, la gente más humilde, la clase media y los pobres jubilados que siempre son la variable de ajuste.

Usted señaló que se vienen tiempos difíciles. Con todos los recortes que hizo Nación, ¿teme no poder pagar los sueldos de la administración pública?

Por eso es queremos ser cautos y responsables con la administración del erario público. Nosotros en cuatro años difíciles de crisis económicas, pandemias, sequías, hemos logrado mantener el equilibrio fiscal, que es no gastar más de lo que nos ingresa, independientemente de haber hecho más de 2 mil obras, pagamos deudas en dólares reestructuradas, más de 124 millones de dólares, de gestiones anteriores. Hemos honrado nuestra palabra con la administración pública, manteniendo los sueldos por arriba de la inflación y sin embargo hemos logrado tener el equilibrio fiscal. No todas las provincias pueden decir lo mismo. Entendemos que el Gobierno nacional tiene que tener las herramientas necesarias para poder llevar adelante su plan económico y su programa de gobierno; pero también tiene que entender que los gobernadores tenemos que tener previsibilidad y saber con qué contamos, no nos podemos desayunar todos los días con que nos han quitado esto y nos han sacado lo otro. Claramente lo vengo planteando y se lo planteé al ministro del Interior y a los distintos gobernadores: necesitamos un gran acuerdo nacional donde firmen los gobernadores, el presidente, los legisladores que quieran acompañar este acuerdo y nos vemos el año que viene, pero ya sabemos con qué contamos y con qué vamos a gobernar.

Se habla también de una propuesta para cobrarle la atención de salud pública a los extranjeros...

Estamos planteando, a nivel provincial, no por una cuestión de discriminación, sino por una cuestión de fondos, que la atención a los extranjeros en la salud pública se cobre porque no estamos en condiciones, muchas veces, ni de atender a los nuestros, a los salteños; menos para que se nos crucen las fronteras para que los atendamos gratuitamente, cuando no los atienden en su propio país.

¿Cómo se implementaría el cobro de la atención?

En eso están trabajando en este momento el Ministerio de Salud con el Ministerio de Economía y también con la Secretaría Legal y Técnica para ver cómo lo ponemos en marcha y en funcionamiento por esta emergencia que estamos viviendo a nivel económico y tratar de ir resolviendo de esta manera temas que nos van a afectar y que nos están afectando fuertemente. También nos han cortado con una insensibilidad absoluta y esto lo hemos conversado varias oportunidades con la gente en Buenos Aires, los módulos focalizados para los niños de las comunidades aborígenes con todo el trabajo que habíamos hecho para lograr revertir esta situación tan triste y dolorosa de desnutrición, deshidratación. Me parece que hay cuestiones que tienen que ver más con la sensibilidad que con una planilla Excel porque detrás de esos números hay personas, detrás de esos números hay familias, detrás de esos números hay argentinos. Gobernemos momentos difíciles, pero que busquemos soluciones rápidas porque la situación cada día está peor.

¿Usted ratificó que sin subsidio al transporte el boleto puede llegar a 1000 pesos?

Nosotros vamos a seguir peleando por el subsidio en tanto y en tanto y en cuanto se subsidie a alguien, nos tienen que subsidiar a todos. Que no se subsidie a las provincias y al AMBA sí me parece una falta total de consideración y de respeto hacia las provincias, una política centralista realmente que nos pone en alerta porque si empiezan a tomar estas decisiones lamentablemente volveremos a la época de los unitarios y federales. Lamentablemente no se pueden tomar esas medidas, pero esto desde que nació la patria lamentablemente lo venimos sufriendo, sobre todo, los que vivimos en el norte porque hemos visto una falta de visión federal, una falta de obras de infraestructura que nos ha costado mucho conseguir y que lamentablemente este gobierno ha tomado la decisión de paralizar todas esas obras. Y espero que podamos convencerlos de que es una gran oportunidad que tiene el norte argentino de darle lo que el mundo necesita, pero también tenemos que ponerle las obras necesarias de infraestructura.

Pero si no se da el subsidio, ¿el boleto llegará a 1.000?

Esto es un análisis que lo tiene que hacer las empresas conjuntamente con el Estado y ver cuál es la situación. Nosotros cuando se llevó el boleto a los 290 y a partir de marzo 490 lo hacíamos pensando en que todavía contábamos con el subsidio y de hecho si se prorrogó a nivel nacional el presupuesto estaba dentro de ese presupuesto la posibilidad de tener ese subsidio. Al no tenerlo lamentablemente no tenemos otra solución, otra alternativa y no pasa solamente en Salta sino en todas las provincias.

Por el incentivo docente y en el subsidio al transporte, ¿van a ir a la justicia?

Vamos a agotar todas las vías administrativas como corresponden y una vez que estén agotadas las vías administrativas, seguramente vamos a acompañar esta gran lucha docente de tantos años y también vamos a buscar tener los recursos que nos corresponden para el transporte. Pero vamos a agotar primero las vías administrativas y después veremos las vías judiciales.

PUBLICIDAD