San Martín de Tucumán empató este domingo por la noche en La Ciudadela ante Sportivo Desamparados de San Juan y descendió al Torneo Argentino A. Los goles llegaron en el segundo tiempo a través de Emanuel Reinoso para el visitante y Alexis Blanco para el santo.

En el primer tiempo, San Martín salió a buscar el partido pero Desamparados se mostró ordenado en todas sus líneas. La defensa de la visita se encargó de reventar toda pelota que llegaba a su área y así a San Martín se le hizo muy complicado llegar al arco.

Cuando el reloj marcaba 20 minutos del segundo tiempo, Reinoso sacó un sorpresivo disparo desde afuera del área que el arquero Pablo Lencina rechazó. Sin embargo, la pelota hizo una extraña parábola y terminó adentro.

Los hinchas de San Martín perdieron la cordura y empezaron los insultos hacia el equipo. La violencia se apoderó de las tribunas y a los 28 tiraron un bomba de estruendo al campo de juego. Juan Pablo Pompei paró el partido por unos minutos pero luego decidió continuar con el desarrollo del mismo.

El partido se desvirtuó y afuera todo era un caos. Pero en el minuto 32, Blanco -que ingresó en el segundo tiempo- puso el balón en el ángulo inferior derecho de Diego Aguiar. En medio del raro clima que se vivía en La Ciudadela, los de Pedro Monzón empataban y le daban emoción al partido.

Los de Monzón no salieron a buscar el partido con fútbol. Los nervios no le permitieron llegar con claridad al equipo y el tiempo se le fue consumiendo. Cuando se estaba llegando a los 96 minutos, Pompei dijo basta. Los tucumanos tendrán un equipo menos en el próximo Nacinal B; San Martín perdió la categoría y descendió al Argentino A.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...