El doctor norteamericano Jeff Bradstreet, promotor del movimiento antivacunas, fue hallado muerto esta semana en Carolina del Norte (EE.UU.), según ha informado Associated Press.
Un pescador encontró su cuerpo el pasado 19 de junio en el Rocky Broad River, en Carolina del Norte. El cuerpo presentaba un disparo en el pecho, y las autoridades locales, que encontraron una pistola, sospechan que habría sido un suicidio.
El suceso cobra en España especial relevancia en un momento en que la muerte por difteria este sábado del pequeño de 6 años de Olot, al que sus padres no habían vacunado ha reavivado el debate sobre la necesidad de las vacunaciones. El pequeño no pudo superar las complicaciones provocadas por el efecto de la toxina de la enfermedad en sus órganos.
Bradstreet inició un movimiento antivacunas global. Su hijo es autista y él lo achacaba a una vacuna que se le administró al pequeño cuando este tenía tan solo 15 meses. Tras este suceso, llevó a cabo diversas investigaciones e incluso llegó a publicar un artículo en el que aseguraba que las vacunas producían este trastorno.
La comunidad médica estadounidense se había manifestado en contra de sus afirmaciones. Pese a todo, su mujer ha creado una web con su nombre donde agradece a toda la comunidad autista el apoyo que han mostrado por su marido, al que califica de un "gran visionario del autismo".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...