EN VIVO

EN VIVO | El presidente encabeza el acto de juramento de los nuevos ministros y funcionarios

Luego de los "bancos sarcófagos" y la peatonal lunar que hicieron en la ciudad capital, vienen a presentarse en sociedad los nuevos paradores de colectivos. Al igual que en los casos anteriores, todo indica que esto terminará en controversia, ya que cada estructura cuesta más de 48 mil pesos y, a simple vista, las construcciones dejan mucho que desear.
Son los pioneros del oportunismo. Primero largaron lo del aumento del costo de los boletos de colectivo justo cuando bajaban los combustibles. Ahora, luego de la bochornosa audiencia de la Autoridad Metropolitana, se largan con los flamantes paradores cuando el tarifazo ya está en marcha.
En ese contexto, los usuarios, mejor dicho los vecinos, están con bronca porque son "impresentables" y porque no terminarán los 60 puestos prometidos.
En avenida Paraguay, pasando Bélgica, hay un puesto de cuatro caños huecos y dos chapas que no alcanzan para la cantidad de gente que aborda todos los corredores que van para zona sur.
En septiembre del año pasado se publicó en el boletín oficial una resolución de la Secretaría de Obras Públicas, a través de la cual se aprobó la licitación para la construcción de 60 paradores de transporte urbano, en Salta Capital.
El costo total de la obra es de $ 2.903.007; es decir que cada parada cuesta $ 48.383 exactamente.
La empresa que ganó esa licitación fue "Giménez Ernesto", firma que deberá finiquitar el trabajo en 180 días; es decir en febrero.
Las obras se enmarcan en el marco del reordenamiento del área metropolitana anunciado por el gobernador Juan Manuel Urtubey, por medio de la Unidad Coordinadora de Obras de Infraestructura (UCODI).
Nadie sabe bien quién está a cargo de esta unidad coordinadoras que depende del Ministerio de Economía, Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Salta; es decir que Carlos Parodi queda como responsable. El Tribuno salió a recorrer los paradores, no hay esa cantidad y algunos ejemplos son sorprendentes. En la Universidad Nacional de Salta pusieron los dos paradores, pero sin techo. Están las estructuras puestas desde el año pasado y los vecinos ya perdieron las esperanzas. Si llueve o pega el sol no le importa a nadie. Caso curioso también es el que sufren los vecinos del barrio El Portal de Gemes, en el acceso a Salta. Le pusieron un parador con estructura sin techo, ya todo oxidado, y de puro hierro el lugar para sentarse. Lo bueno es que detrás está el cerro y que con sus tuscas le da un poco de sombra; que sino es imposible sentarse en el hierro caliente.
Un caso que causa dudas
Sin dudas, lo que más sorprende a todos es lo que hicieron a metros de la pasarela de la Coca Cola, sobre la avenida Paraguay.
Es la incógnita de todos los vecinos, que se ríen de los funcionarios y profesionales del Gobierno.
Sucede que construyeron un parador nuevo encima del otro parador viejo; y lo peor es que nadie sabe por qué.
Es decir: se ve el viejo parador con la propaganda oficial y por detrás la nueva obra.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...