Los separatistas prorrusos del este de Ucrania ayer mostraron a varios periodistas lo que, según ellos, es la prueba de una "retirada de las armas pesadas": 14 cañones móviles de 122 milímetros que se desplazaban hacia una posición alejada del frente.
A la salida del pueblo de Obilne, unos 20 kilómetros al sur de Donetsk, los periodistas pudieron ver una columna de 14 cañones remolcados y varios camiones procedentes del oeste, donde se sitúa el frente, que avanzaban por carretera hacia Starobeshevo, al sur.
"Aplicamos los acuerdos de Minsk", declaró Nicolai, comandante de una división de artillería de la autoproclamada república separatista de Donetsk.
Los acuerdos firmados el 12 de febrero en la capital bielorrusa preveían la entrada en vigor de un alto el fuego a partir del 15 de febrero y la retirada de las armas pesadas del frente, tan solo 48 horas después. "Ayer (martes), retiramos lanzacohetes Grad y anteayer (lunes), tanques", afirmó. "Seguimos la obligación de retirar las armas pesadas, pero los ucranianos no lo hacen".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...