Un trágico hecho se produjo ayer al mediodía en una obra enconstrucciónubicada en calle Leguizamón, a metros de la Legislatura, cuando un obrero, identificado como Álvaro Guaymás, cayó desde un noveno piso. El lamentable hecho causó estupor y consternación entre los vecinos y comerciantes callejeros de la zona, quienes aseguraron que el trabajador no tenía puestos ni el casco ni el arnés deseguridadcorrespondientes.
Frente a los supuestos y diferentes versiones que surgieron casi instantáneamente luego de ocurrida la tragedia, desde la empresa el socio gerente de la constructora RAC, Rafael Cornejo, desmintió la versión de que Guaymás se haya caído a raíz de que se rompió el andamio, más bien expresó que "el relato de los testigos y las pericias policiales coinciden en que el hombre cayó al bajar del andamio segundos después de desengancharse el arnés de seguridad". Algo que, según las normas, debió haber realizado en terreno firme, en el edificio.
Cerca de 30 metros fue la altura desde donde cayó el obrero Álvaro Guaymas, quien murió en el acto. Aseguran no tenía casco ni el arnés de protección.
"Él debería haber bajado del andamio y recién ahí desengancharse. Estaban sus dos compañeros con los arneses, pero fue un segundo", expresó Cornejo, quien lamentó el hecho y lo calificó como "una fatalidad". Según el gerente de la constructora, en la obra del edificio Leguizamón Plaza había en ese momento cerca de 15 trabajadores, los cuales recibieron capacitaciones en seguridad y equipos apropiados de trabajo.
"Cumplimos con todas las leyes, siempre que tuvimos inspecciones de trabajo nunca tuvimos llamados de atención. Además, invertimos más de seis millones de pesos al año solo en cuestiones de seguridad. De todas maneras, haremos más en cuestión de capacitaciones y equipamiento". Sobre la víctima, Guaymás, Cornejo expresó que era una persona que trabajaba con ellos desde hace mucho años, "con experiencia laboral y con un legajo intachable".
De todas maneras, el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) investigaba lo sucedido. Quedaron varios interrogantes: ¿Quién controlaba la obra? ¿Cuándo comenzó la construcción -dicen que en 2014-? ¿No existen ordenanzas municipales que prohíben la construcción de edificios en el casco céntrico?





¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...