El exespía Antonio Stiusso dejó el país tras la reciente declaración ante la Justicia en la investigación por la muerte de Alberto Nisman, donde sostuvo que el Gobierno estaba informado del contenido de las escuchas telefónicas que formaron parte de la denuncia del fiscal contra la presidenta Cristina Kirchner. Así lo confirmó el abogado del exagente, Santiago Blanco Bermúdez. Las declaraciones del letrado y las revelaciones de Stiusso fueron suficientes para que el oficialismo saliera con los tapones de punta para contradecir sus dichos. Uno de los primero en tomar la posta fue Oscar Parrilli, actual secretario de Inteligencia, quien señaló ayer que Stiusso "deberá probar" lo declarado.

Stiusso, aclaró en su testimonio ante la fiscal Viviana Fein que "del contenido que conocía de esas escuchas fueron impuestos tanto el señor subsecretario como el señor secretario de la Secretaría de Inteligencia", en su momento Francisco Larcher y Héctor Icazuriaga.

Según constó en esa declaración, que trascendió ayer, Stiusso indicó que "desconocía" que Nisman "iba a realizar la denuncia" por presunto encubrimiento contra la presidenta Cristina Kirchner. También se mostró sorprendido por "la forma intempestiva" en que lo hizo y relató: "de haberlo sabido, lo hubiese aconsejado o asesorado de otra manera".

En la declaración, el entonces espía dijo que el día previo a su muerte, a las 18.25, Nisman lo llamó a su teléfono celular pero que no lo atendió ni le devolvió el llamado.

Sobre las escuchas, declaró que fueron "dispuestas hace varios años" y que "no sabía de qué manera (Nisman) podía llegar a vincular las afirmaciones de particulares con la actividad de funcionarios".
Al ser consultado sobre la declaración, el secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, enfatizó que Stiusso "deberá probarlo que les informó" a los funcionarios. "Es la lógica de este señor: generar estos hechos y después querer lavarse las manos", enfatizó Parrilli en declaraciones a los medios.

El funcionario consideró por otra parte que Stiusso "sí estaba en conocimiento y lo alentó y lo exhortó a Nisman para que llevara adelante ese papelón que fue esa denuncia por encubrimiento".
Al ser consultado sobre el hecho de que luego de declarar ante la Justicia Stiusso dejó el país, indicó que "efectivamente" pudo hacerlo porque "no tenía restricciones, lo podía hacer por ese motivo".

Desde hace varios días que el Gobierno volvió a apuntar contra Stiusso, desplazado en diciembre pasado de la Secretaría de Inteligencia (SI) y a quien señala como uno de los posibles responsables de la muerte del fiscal Alberto Nisman, con quien el exespía mantenía una estrecha relación laboral en el marco de la investigación de la investigación de la causa AMIA.

Más denuncias
El pasado martes, el Gobierno presentó la denuncia por presunto contrabando ante el Juzgado Federal en lo Penal y Económico N§ 3, a cargo del juez Rafael Caputo. En ella involucra, además, a otros miembros de la SI, identificados como Alejandro Osvaldo Patrizio y Nicolás Gastón Mercado. Según las declaraciones de Parrilli, ingresaban material "sin tributar" al país amparándose en la ley de Inteligencia Nacional 25.520, por el cual se considera "material técnico secreto a los fines del cumplimiento de los objetivos de la Secretaría".

La defensa
Santiago Blanco Bermúdez, el abogado de Stiusso, afirmó ayer que el exespía denunció en su momento ante la Justicia Federal operaciones de contrabando detectadas en la Secretaría de Inteligencia, de las que desvinculó a su cliente. "Stiusso detectó que personas de la Secretaría de Inteligencia habían intervenido en alguna importación usufructuando el nombre" del organismo, dijo Blanco.

El letrado señaló que hizo Stiusso "fue la radicación de una denuncia Tribunales".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...