Una joven de 25 años fue rescatada por la División de Lucha contra la Trata de Personas tras haber permanecido cautiva durante años en su propia casa, donde habría sido víctima de reiterados abusos por parte de su progenitor y producto de los cuales tuvo cuatro hijos.

Los hechos ocurrieron en una pequeña y humilde casilla de villa Los Sauces, situada frente a un predio conocido como “la cancha de piedra”.

El presunto abusador fue identificado como Bernardo Guanuco (50) y es llamado “Flaco” por algunos vecinos. Otros, en cambio, le dicen “el Monstruo de la Cancha de Piedra”. El hombre fue detenido por efectivos de la unidad especial.

Una vecina de la víctima, cuya identidad se reserva, radicó una denuncia en la cual aseguró que la joven sufría abusos sexuales por parte de su padre desde que era adolescente, y que por esas violaciones la damnificada tuvo cuatro hijos.

Se trata de cuatro menores que actualmente tienen 11, 8, 6 y 2 años.

Tras la denuncia, se conformó un grupo de investigaciones para verificar la veracidad de los dichos vertidos por la denunciante.

Los efectivos, a través de relatos de vecinos, establecieron que en una vivienda ubicada en la calle Juan XXIII 1390, donde funciona un taller mecánico, y en otro inmueble colindante -el número 1320-, residía la joven de 25 años junto a sus cuatro hijos menores y su padre Bernardo Guanuco.

Varios vecinos aseguraron que el sujeto sometía a su hija desde pequeña y que los menores son producto de una relación incestuosa. También se supo que los agentes sanitarios del centro de salud de villa Primavera tenían conocimiento del hecho.

Los sabuesos entrevistaron a la supervisora de la zona y a una de las agentes, quienes confirmaron los hechos y adujeron que en todas las oportunidades en las que asistieron a la jovencita la notaron temerosa y siempre estaba acompañada de su padre, quien trataba de que las profesionales se retiren rápidamente del domicilio.

La Policía descubrió que los menores de 11, 8 y 6 años habían sido inscriptos en el Registro Civil en 2011. Esto les llamó la atención, por lo que solicitaron la colaboración de ese organismo, desde el cual se informó que efectivamente los niños habían sido inscriptos el año anterior como hijos naturales, es decir, teniendo como madre soltera a la damnificada.

Personal civil implantó una vigilancia discreta durante días y logró observar al acusado y a los niños, pero no así a la joven. Esto resultaba extraño ya que nunca visualizaron a la mujer salir a hacer compras o quehaceres del hogar. Estas actividades eran efectuadas por los menores.

Los vecinos expresaron que “nunca vimos salir a la chica, tampoco vimos que alguien fuera a visitarla a su casa”. Con todos los indicios recabados, los investigadores consultaron al juez de Instrucción Formal 6, José Alvarado Solá, quien dispuso el allanamiento del domicilio, el rescate de la víctima y la inmediata detención del acusado.

Tres vecinas de villa Los Sauces expresaron a El Tribuno que “todos sabíamos que algo raro pasaba en esa familia. Ella no salía nunca, la escondían. Los chicos no iban a la escuela, recién empezaron este año”.

Un drama familiar cargado de violaciones y marginalidad
 
En la zona, el terrible drama familiar de violaciones, pobreza y marginalidad era un secreto a voces hasta que una vecina formalizó la denuncia. El operativo de rescate ocurrió el viernes por la noche cuando efectivos policiales de la División de Lucha contra la Trata de Personas irrumpieron en los domicilios y detuvieron a Bernardo Guanuco y rescataron a la joven. El juez a cargo del caso ordenó una actuación en conjunto con personal del Servicio de Asistencia a la Víctima (SAVIC) y su directora Matilde Alonso. La vivienda, construida con bloques y con un frente armado con chatarras, chapas y alambres, cuenta con un solo ambiente que funciona como dormitorio y cocina, donde hay dos camas de una plaza y otra de dos plazas. Allí dormían la víctima junto a sus hijos.
En un taller ubicado al lado lo hacía Bernardo Guanuco y otros dos hijos suyos, de 27 y 19 años.
El SAVIC entrevistó a la damnificada para brindarle contención emocional. Durante su relato la joven rompió en llanto desconsoladamente y se detectaron indicios de abuso sexual por parte de su padre. El juez Alvarado Solá expresó que se efectuarán estudios de ADN. Guanuco permanece detenido por privación ilegítima de la libertad agravada y deberá presentarse en una audiencia el próximo lunes a las 8. 
La víctima podrá declarar el mismo día, a las 9.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...