El acuerdo entre Juan Carlos Romero y la mesa del Frente Grande, conducida por Jaime Justiniano, apunta a constituir un frente electoral y político en toda la provincia.
Los ejes del acuerdo son la salud, la educación, la vivienda, el empleo en blanco y la seguridad.
Romero ratificó: "Vamos a construir 25 mil viviendas y a urbanizar 50 mil lotes, para avanzar en la superación del déficit habitacional. Van a ser casas y lotes para los ciudadanos que lo necesitan y no para amigos o parientes. Y van a ser casa reales y no inventadas para el discurso". Durante la reunión con Justiniano, Romero destacó la importancia para el interior. "Estamos muy contentos de que este acuerdo se haga en Orán. Luego será provincial, y entre todos, vamos a sacar a esta ciudad importantísima de este mal momento que tiene que soportar". El líder salteño además sostuvo que es imprescindible trabajar conjuntamente en materia de salud, educación, seguridad y trabajo. "Debe existir transparencia en los actos de gobierno, donde se privilegie a la gente y no a los dirigentes", concluyó.
Durante su recorrido, Romero se reunió con comerciantes, docentes y ciudadanos. Almorzó con vecinos del barrio Caballito, con quienes pudo dialogar sobre la necesidad de que se asista urgentemente a la zona con servicios básicos.
En esa dirección los habitantes del lugar pidieron que, cuando Romero asuma como gobernador, haga un censo para las familias sin techo, ya que la falta de vivienda es uno de los problemas principales.
"La inseguridad se adueñó del barrio, hoy los jóvenes están perdidos en las drogas", dijo una vecina preocupada.
Romero aseguró: "Tenemos un equipo que va a sacar a Orán de esta tristeza y la única forma de recuperarnos es con diálogo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...