Viene Evo, con las ideas de Linera

Álvaro García Linera no es un vicepresidente cualquiera. Es un intelectual de la política y expresa el verdadero alcance del Estado Plurinacional, de impronta aymara.
En las instituciones públicas y privadas y, en particular, en casi todos los gobiernos de las naciones, existe la figura del "vice" o, algo similar. Normalmente pasan desapercibidos ya que el papel protagónico lo lleva adelante el titular. Los vices suelen quedar relegados a una función casi decorativa dentro de la organización de que se trate.
Nuestros últimos vicepresidentes cumplían ese rol aunque se hicieron notar por sus travesuras. Víctor Martínez con Alfonsín; Duhalde, que terminó lapidando a Menem; Chacho Alvarez, que se arrepintió, se fue y dejó el tendal y Julio Cobos, que pasará a la historia por el voto no positivo. Daniel Scioli, que hizo de la sumisión un culto, y Amado Boudou, procesado por delitos escandalosos.
En el mundo ocurren otras cosas. Vladimir Putin fue primer ministro del presidente Medvédev, y hoy lleva adelante los destinos de la nación rusa. Un ejemplo más cercano lo ofrece Álvaro García Linera en Bolivia, de una trascendencia que ubica al vecino país en la línea de largada de futura potencia latinoamericana.
Es preciso detenernos en el vicepresidente de Bolivia. Indagando en el plexo de su pensamiento, se concluye que, sin él, Evo no podría haber logrado el sustento y proyección que alcanzó su gobierno.
En su formación como matemático se pueden vislumbrar la raíz y basamento de sus convicciones político sociales, que se materializan en Bolivia desde el 22 de enero de 2006.
Su profusa bibliografía abarca una temática diversa evidenciando un profundo conocimiento de la idiosincrasia del crisol de razas boliviano, desde el "coya" al "camba", producto del propio mestizo origen que compone su personalidad.
Sin analizar la participación en sublevaciones que lo llevaron a ser recluido por más de cinco años en la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro, me remitiré a básicos conceptos y principios sobre temas decisivos que lleva a la práctica y esgrime en sus innumerables obras, de las que se destacan "Crítica de la nación y la nación critica" o "Demonios escondidos y momentos de revolución", firmando como "Qananchiri" (aquel que clarifica las cosas, en aymara). Sus palabras sobre dos temas de candente actualidad: la ecología y la energía nuclear. Sobre la primera: "No hay que caer en la lógica de la economía verde, que es una forma hipócrita de ecologismo". Sobre la segunda: "Ya está en marcha un trabajo intenso para echar andar el proyecto nuclear y en el presupuesto para 2015, que será superior a los US$ 6.000 millones de dólares, se incluye a la energía nuclear como máxima prioridad".
El ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa, quedó a cargo de crear la Agencia de Energía Nuclear Boliviana, para ello se confeccionaron los acuerdos científicos y técnicos pertinentes con la Universidad de San Andrés, para entrenar a los estudiantes en lo que llamó: "la nueva experiencia científica en el país". Sosteniendo que "la energía atómica es beneficio absoluto para la vida humana, cómo podemos salvar vidas y no destruírlas". La agencia rusa Rosatom tendrá esencial colaboración en este objetivo.
Este vice sintetiza los actos de su presidente encaminados a una geopolítica del Estado Plurinacional que integre el norte argentino como geografía real y anexada al sur boliviano. Con ello percibimos que la próxima visita de Evo a Salta es algo más que a jugar un partido de fútbol y visitar lugares de su niñez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...