Buenos Aires (NA y Clarín)."El tema del bono no está planteado. La cláusula gatillo que se pactó en las paritarias de acuerdo a la inflación no lo hace necesaria", aclaró el ministro de Trabajo,Jorge Triaca, al término de una reunión de gabinete.

Sin embargo, habrá un plus para las organizaciones sociales: será un pago por única vez por unos 2.200 pesos, que beneficiará a cerca de 400 mil trabajadores de la denominada "economía popular", que forman parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Ese bono representará para el Estado una erogación de 900 millones de pesos, que ya están contemplados en el Presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social.

El año pasado, para descomprimir la presión social, el Poder Ejecutivo había accedido a otorgar un bono a jubilados y beneficiarios de la AUH -alrededor de 7 millones de personas- cuyo desembolso representó más de 5 mil millones de pesos.

También, los empleados estatales percibieron un plus de entre 2 mil y 3.500 pesos, que benefició a unos 130 mil agentes de la administración central. Pero ahora se considera que esos bonos de fin de año no son necesarios a raíz de las "cláusulas gatillo" que se firmaron en paritarias.

Por lo pronto, los movimientos sociales insistirán con un reclamo emblemático: buscan comprometer al Ejecutivo para que declare la Emergencia Alimentaria. Esa discusión, con desenlace incierto, comenzará este semana: el viernes las organizaciones desembarcarán en Desarrollo Social. Serán recibidos, en principio, por Sofía Torroba, jefa de Gabinete de la Secretaría de Economía Social, la interlocutora con las organizaciones por este tema. Y no descartan que se sume la ministra Stanley. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...