Buenos Aires, la fábrica de series que se emiten en todo el mundo
Buenos Aires, la fábrica de series que se emiten en todo el mundo

Buenos Aires se convirtió en la meca de las producciones televisivas para niños y adolescentes que, con un inconfundible aire porteño, se emiten en más de 150 países del mundo. 
Series como “Soy Luna”, “Violeta”, “Rebelde Way”, “Floricienta” y la gran precursora, “Chiquititas”, se convirtieron en un éxito en todo el planeta, traducidas a decenas de idiomas y emitidas en 150 países. 

Así lo destaca un informe publicado por el diario El País, de España, acerca de esta tendencia que es furor en Europa, Asia y hasta en África.
Cecilia Mendonca, vicepresidenta de Disney Channel Latinoamérica, destacó por qué Buenos Aires fue elegida como la capital de estas producciones que se exportan a medio planeta y el legado de Cris Morena, a la que catalogó como la precursora de este éxito. 

“Aquí se creó el género. La inventora fue Cris Morena, que arrancó en los 90 con Chiquititas. Combinaba canciones que escribía con tramas sencillas. Vendió sus series por todo el mundo y triunfó a lo grande con Rebelde Way. Ahí llegó la colaboración con Disney, que vislumbró el negocio y se quedó. Ahora domina la mina de oro de las series infantiles creadas en Argentina”.

En Europa, Asia y África
En Europa, las chicas españolas, alemanas o polacas siguen estas series a más de 10.000 kilómetros de donde se ruedan. En el mundo hispano tales series arrasan: 35 millones de niños están enganchados a “Soy Luna”, que se emite actualmente en Latinoamérica. 
“La serie está pensada para que se vea en todo el mundo. Esto va a África, Europa y los países árabes. Recibo correos desde Angola de chicos que quieren trabajar en la tira”, contó Jorge Nisco, director de “Soy Luna” y “Violetta”. 

Karol Sevilla, protagonista de “Soy Luna”, tiene tres millones de seguidores en YouTube y se prepara para llenar estadios por todo el mundo como hizo su antecesora, Tini Stoessel, protagonista de “Violetta”, el mayor bombazo en lo que a series infantiles rodadas en Argentina se refiere. 
“Estábamos en Roma y no podía pasear, la paraban a cada rato. Las italianas aprendieron español para cantar sus canciones y recibo mensajes todos los días de Europa Oriental”, recuerda Rodolfo Stoessel, su tío y productor. 

¿Por qué Argentina? 
Argentina es un país de actores, guionistas, directores y publicistas. En Buenos Aires la industria audiovisual da trabajo a 28.000 personas, casi el 2% del empleo de toda la ciudad. Una potencia. “Buscamos algo que genere rentabilidad y calidad”, explica Mendonca. 
Los directores trabajan para la productora Polka y apelan también a la capacidad de improvisación que caracteriza a los argentinos. 

“Contamos con esa base de frescura: nos gusta y el público se da cuenta”, asegura Sebastián Pivotto, director de “Once”, la última apuesta, estrenada en Latinoamérica la pasada primavera. La trama de la serie se centra en Gabo, un adolescente que vive en un pueblo de Argentina, ama el fútbol y se encuentra con la oportunidad de su vida al recibir una beca de estudios en el prestigioso Instituto Académico Deportivo (IAD) de Buenos Aires.
Su colega Nisco apostilla: “Los yankis inventaron la Coca-Cola. Nosotros, si no inventamos este tipo de series, las perfeccionamos. No me preguntés por qué, pero siempre funcionan”.

Suavizar el acento porteño 
Disney Cannel Latinoamérica cuida todos los detalles de la producción y el rodaje de las series para llegar al mayor número de países posible. 
Durante la filmación, los actores evitan los localismos y se emplean expresiones que se entiendan bien en todas partes. No se eliminan los acentos, pero sí se lo suavizan.
En “Soy Luna” hasta los patines fueron centro de debate: en un principio se había pensado que fueran de hielo, como en Estados Unidos, pero Disney entendió que en América Latina no son comunes, así que los cambiaron por los clásicos de cuatro ruedas. 

El merchandising, con carpetas, mochilas, estuches, cromos o libros, es un enorme negocio.

El éxito según Cris Morena
Por su parte, la creadora de la inolvidable serie “Chiquititas” Cris Morena señaló que la clave del éxito es contar historias que sean universales. 

“Es como decir ‘¿Por qué tiene éxito Cenicienta?’. Todos los niños del mundo desean ser amados por los padres, ser reconocidos, tener amigos, hacer travesuras, cumplir los sueños. Hablo de agarrar un proyecto y convertirlo en un disco, en un libro, en merchandising, en teatro, en un show musical, en una banda, en una película. Nosotros armamos Chiquititas para el mundo en todas sus posibilidades”, contó. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...