¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Todo sigue igual: Max Verstappen se quedó con el GP de Bahréin

El neerlandés logró la primera victoria de la temporada y la octava consecutiva.

Sabado, 02 de marzo de 2024 16:40

En una obscena exhibición de superioridad, el neerlandés Max Verstappen cumplió con lo que cualquier seguidor de la Fórmula 1 vaticinaba antes de que se apagaran las cinco luces rojas en la partida del Gran Premio de Bahréin: se quedó con una comodísima victoria en la primera prueba de la temporada 2024 y así sumó su octavo triunfo consecutivo y el 55° en su carrera en una categoría que, en estos días, domina sin oposición a la vista. Su compañero de equipo, el mexicano Sergio Pérez, y el español Carlos Sainz (Ferrari) completaron el podio.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

En una obscena exhibición de superioridad, el neerlandés Max Verstappen cumplió con lo que cualquier seguidor de la Fórmula 1 vaticinaba antes de que se apagaran las cinco luces rojas en la partida del Gran Premio de Bahréin: se quedó con una comodísima victoria en la primera prueba de la temporada 2024 y así sumó su octavo triunfo consecutivo y el 55° en su carrera en una categoría que, en estos días, domina sin oposición a la vista. Su compañero de equipo, el mexicano Sergio Pérez, y el español Carlos Sainz (Ferrari) completaron el podio.

El tricampeón de la especialidad, que partió desde la pole position, no tuvo dificultades en la largada con quien lo acompañaba en la primera fila, Charles Leclerc (Ferrari), y necesitó apenas una vuelta para construir una ventaja sobre su escolta que impidió que el monegasco tuviera acceso al DRS en el segundo giro. Enseguida quedó en evidencia que nadie podría dar batalla al monarca, quien además se quedó con la vuelta más rápida de la prueba y el punto extra que ello otorga.

Superado ese primer reto sin problemas, el neerlandés, a bordo de su nuevo Red Bull RB20, pareció entrar en velocidad crucero y se lanzó a una tarea sin errores, ni estratégicos ni de conducción ni tampoco en sus dos entradas a boxes. Como en un déjà vu de la temporada 2023, en la que consiguió 19 victorias en 22 pruebas (las últimas siete consecutivas), Verstappen se impuso con una superioridad apabullante tras 57 giros al trazado de 5.412 metros y festejó en suelo bahreiní, donde también había celebrado el año pasado.

“Fue increíble, creo que hoy fue incluso mejor de lo esperado. El auto fue muy bien con todos los compuestos, fue un placer manejarlo. Fue muy divertido, me sentí muy bien en el coche. Es especial tener días así, en los que todo es perfecto y te sentís a gusto con el auto”, valoró el campeón, que le dio a Red Bull su 114ª victoria en la Fórmula 1. De esta manera, la escudería austríaca igualó a Williams y se colocó en el cuarto puesto entre las más ganadoras en la historia, solo superada por Ferrari (243), McLaren (183) y Mercedes (125).

El impúdico dominio de Verstappen dejó a Sergio Pérez a 22.457 segundos al momento de cruzar la meta. A pesar de la lejanía, el mexicano, leal escudero del rey de la categoría, se mostró satisfecho con su tarea, aunque avisó que todavía hay mucho por mejorar. “Esto era lo máximo que podíamos conseguir, así que es una gran manera de empezar la temporada. Fue una carrera complicada con la gestión de los neumáticos. Compuesto a compuesto, derrapábamos y teníamos problemas con el freno. Estoy seguro de que analizaremos y aprenderemos para la próxima”, señaló.

El único piloto que, al menos por momentos, pudo sostener el ritmo de los Red Bull fue Carlos Sainz, también el único que el año pasado había conseguido romper la hegemonía de los autos de la empresa fabricante de bebidas energizantes (se impuso en el Gran Premio de Singapur). Este sábado, el español, que en la próxima temporada le dejará su lugar en Ferrari al séptuple campeón mundial Lewis Hamilton, largó desde el cuarto puesto de la grilla y superó a su compañero de equipo, el monegasco Charles Leclerc, quien debió conformarse con el cuarto lugar.

“Hoy me sentí muy bien. La salida no fue ideal, pero gestioné muy bien los neumáticos, superé a dos o tres autos y al final quedé cerca de un Red Bull, lo que fue una agradable sorpresa”, celebró Sainz, quien se subió a un podio de la Fórmula 1 por 19ª vez.

Detrás de los Red Bull y las Ferrari, aunque muy lejos de la pelea por los puntos gordos, Mercedes y McLaren intercalaron sus vehículos: el británico George Russell terminó cuarto, delante de sus compatriotas Lando Norris y Lewis Hamilton, y del australiano Oscar Piastri. Los Aston Martin del español Fernando Alonso y el canadiense Lance Stroll completaron los puestos que otorgaron unidades para el campeonato.

La próxima cita de una categoría carente de intriga será el próximo fin de semana en el rapidísimo circuito callejero de Yeda, en Arabia Saudita. Al igual que este semana, la carrera se disputará el sábado debido a que el domingo comenzará el Ramadán, el noveno mes en el calendario de la Hégira, en el que los musulmanes realizan ayuno.

Temas de la nota