¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Para no ser pobre un jujeño necesitó $173.627 en enero

El costo de la Canasta Básica Total para una persona aumentó un 20,5% de diciembre a enero. Y una familia de cuatro integrantes requirió $536.508 para no quedar por debajo de la línea de pobreza.
Sabado, 17 de febrero de 2024 01:03

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Lograr cubrir los costos de la Canasta Básica Total (CBT), que es equivalente a no quedar por debajo de la línea de pobreza, se torna un desafío cada vez más difícil de cumplir.

Es que según los datos oficiales reportados a través de la Dirección Provincial de Estadística y Censos (Dipec), en Jujuy una persona necesitó ingresos por $173.627 para no ser pobre durante el mes de enero.

Respecto a diciembre del año pasado cuando el costo de esta canasta fue de $144.127, los jujeños iniciaron el año necesitando un 20,5% más de ingresos para cubrirla, que son $29.500.

Las estadísticas oficiales también miden los ingresos que determinan la indigencia. Tal es así que la Dipec informó que para solo poder cubrir los gastos de alimentación, un jujeño requirió $84.262. Un 18,5% más que lo que había necesitado el mes pasado.

En lo que respecta al costo general en el país, el Indec reportó días atrás que una persona sola necesitó contar con $193.146 para no ser pobre, unos $19.519 más que en Jujuy, y $92.414 para no quedar por debajo de la línea de indigencia, unos $8.152 más que el requerimiento provincial.

Medio millón por familia

Cuando la medición de los requerimientos se amplía a un grupo familiar, los costos se triplican.

Una familia jujeña de cuatro integrantes, conformada por dos adultos y dos menores de entre 5 y 8 años, necesitó en enero tener ingresos por más de medio millón de pesos para no ser pobre.

En detalle, requirió $536.508 para cubrir su alimentación básica más el mantenimiento de bienes y servicios no alimentarios, unos $91.156 más que el mes anterior cuando necesitó $445.352.

Y un grupo familiar de cinco miembros, integrado por dos adultos y tres menores de 5, 3 y 1 años, debió generar ingresos por $583.388 para no quedar por debajo de línea de pobreza.

Otros son los números para determinar el ingreso a la indigencia en la provincia. Según la entidad oficial el grupo familiar de cuatro integrantes, al que también se denomina familia tipo, debió contar con $260.371 para cubrir solo sus alimentos básicos, es decir, para no ser indigente. Cabe destacar que en diciembre pasado el mismo grupo requirió $219.772.

Y la familia compuesta por cinco integrantes necesitó contar con ingresos que alcancen los $283.122 para no quedar por debajo de la línea de indigencia.

Por último, y en líneas generales la Canasta Básica Total, durante el período comprendido entre enero de 2023 y enero de 2024, registra un incremento acumulado del 252,1% y la Canasta Básica Alimentaria, del 260,4%.

Ambos índices están apenas por debajo de la inflación interanual acumulada en la provincia que para el mismo período es de 261,9%.

En enero, los artículos de la canasta básica que más se vieron afectados en sus precios fueron principalmente los de limpieza e higiene personal como los pañales que registraron la suba más alta del mes con el 87,8%, shampoo 84,9%, jabón de tocador 79%, desodorante en aerosol 72,4%, jabón en polvo para ropa 32,9%. También verduras como lechuga 68,4%, cebolla 54,5%, papas 29,8%, entre otras.

“10% en lo que va de febrero”

A días de que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) diera a conocer el índice de inflación de enero y los costos de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT), el presidente Javier Milei indicó que según los datos que maneja el Gobierno, en lo que va de febrero la inflación ronda hoy el 10%, y anticipó que los meses más complejos serán marzo y abril. “Habrá una especie de V: el momento más duro va a estar en marzo y abril, tocaremos fondo para luego rebotar”, vaticinó en base a las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI). Ante un posible incremento de reclamos en las calles por la situación social, el mandatario le restó importancia y planteó que el “momento más álgido del ajuste no terminó”. “Hasta que no tengamos solidificado el equilibrio fiscal, nosotros no nos vamos a relajar ni medio milímetro”, prometió el mandatario nacional.

“Estamos logrando bajar la inflación. Logramos que la de diciembre fuera 25%, que caiga a 20% en enero y si le restas los 7% de arrastre estadístico, estamos abajo de 15%. Los datos de febrero vienen al 10% y se derrumbó la curva de futuro del dólar. Son los indicadores de alta frecuencia, eso dieron las dos primeras semanas de febrero”, amplió el mandatario en una entrevista a Radio Rivadavia.