¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
16 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Inventan una pastilla para no tener que ir al gimnasio, ¿cómo funciona?

Conocida como la "Pastilla Milagro", tiene como principal objetivo beneficiar a las personas ancianas y pacientes con atrofia muscular, insuficiencia cardíaca o enfermedades.

Martes, 02 de abril de 2024 16:17

Los adultos deben dedicar 150 minutos a la semana de actividad física moderada, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los niños mayores de 5 años y adolescentes, recomiendan hacer 60 minutos al día.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Los adultos deben dedicar 150 minutos a la semana de actividad física moderada, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En los niños mayores de 5 años y adolescentes, recomiendan hacer 60 minutos al día.

Sin embargo, muchas personas llevan una vida sedentaria ya sea por la falta de tiempo, porque les cuesta realizar ejercicio físico a pesar de conocer los múltiples beneficios que aporta a la salud o por sufrir alguna afección que le impide entrenar.

Pues bien, para todos aquellos podría haber una solución: una pastilla para no tener que ir al gimnasio.

Se trata de un descubrimiento que podría beneficiar a las personas sedentarias, pero principalmente a quienes sufren de atrofia muscular, insuficiencia cardíaca, enfermedades neurodegenerativas o problemas en el cuerpo producto del envejecimiento.

Por el momento este fármaco está en investigación, pero los primeros avances son alentadores.

Un grupo de investigadores descubrió un fármaco que podría ser una solución para las personas que evitan ir al gimnasio y para aquellas que sufren alguna patología que les impide hacer ejercicio físico.

Hasta el momento, sólo se probó en roedores y cuyos resultados se presentaron en el Congreso de la Sociedad Química Estadounidense (ACS).

Se la conoce como “pastilla milagro” y tiene como principal objetivo beneficiar a las personas ancianas y pacientes con atrofia muscular, insuficiencia cardíaca o enfermedades neurodegenerativas que no pueden anotarse al gimnasio para entrenar y disfrutar de sus beneficios.

Bahaa Eloendy, profesor de anestesiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington e investigador principal del estudio señaló: “Si puedo hacer ejercicio, debería seguir haciéndolo, pero hay muchísimos casos en los que no es posible y se necesita un sustituto".

Además, destacó que también está pensada para las personas sedentarias: “Sería muy útil para las personas que no les gusta hacer ejercicio o que no tienen tiempo”. Y, en ese sentido, aclaró: “No estoy promoviendo reemplazarla por el ejercicio ni nada de eso, pero al menos para la gente que es vaga como yo, se podrían beneficiar con este medicamento".

Luego, Eloendy afirmó: "El ejercicio beneficia tanto a la mente como al cuerpo, no podemos reemplazar el ejercicio y sigue siendo importante en todos los niveles".

Sobre su importancia, destacó: "Si puedo hacer ejercicio, debería seguir haciéndolo, pero hay muchísimos casos en los que no es posible y se necesita un sustituto".

El fármaco en cuestión se llama SLU-PP-332 y aún está en fase de prueba, pero sus primeros avances demuestran que logra hacerle creer al cuerpo que está haciendo ejercicio.

Los informes, además, destacan que provoca el aumento de la fibra muscular y mejora la resistencia.

De hecho, los expertos a cargo de la investigación sostienen lo siguiente: "El fármaco actúa de una manera muy sencilla: no cambia el apetito ni la cantidad de calorías que se ingieren pero estimula una vía metabólica que normalmente responde al ejercicio”.

Sin embargo, aclaran que la actividad física es un hábito que no debe faltar, sobre todo si la persona tiene las condiciones dadas, para tener un estilo de vida saludable.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que una rutina de ejercicios es fundamental para cuidar la salud del corazón, prevenir la diabetes de tipo 2 y el cáncer. 

Asimismo, para reducir los síntomas de la depresión y la ansiedad, disminuir el deterioro cognitivo, mejorar la memoria y fortalecer los huesos y músculos.

Temas de la nota