Más de 5000 personas disfrutaron gratuitamente del magnífico show de la banda porteña Catupecu Machu en un escenario único que contó de fondo con los imponentes cerros de colores de la bella localidad de Purmamarca.
El evento, organizado por la Subsecretaría de Juventud de la Nación, el Consejo Provincial de Juventud de la Provincia y la Comisión Municipal de Purmamarca, tuvo una gran convocatoria, ya que asistieron cientos de espectadores de toda la provincia y turistas a nivel nacional e internacional.
El predio ubicado a la altura del km 4 de la ruta nacional 52 recibió a los primeros fans cerca de las 15.30 del domingo, quienes quisieron estar desde muy temprano para ganar lugares de privilegio y ver de cerca a su banda favorita.
Pero primero, actuaron otros artistas como el "El dúo Arjona", compuesto por los hermanos purmamarqueños, encargados de abrir el espectáculo y los primeros en subir a un escenario de gran magnitud, que por primera vez se puede contar y apreciar en el pueblo.
Luego, y ya con un buen marco de espectadores, sobrevinieron las actuaciones del "Mulato Tomás" y las bandas provinciales "Que Mambo" y "Tripulantes", que con mucho ritmo pusieron en clímax el ambiente, para finalmente recibir a la banda estrella.
Cerca de las 19.20, tiempo muy aproximado a la hora prevista de la actuación, se presentaron en vivo los chicos más esperados, "Catupecu Machu" subió a las tablas cuando en el lugar ya se encontraban más de 5000 personas.
Por primera vez, una banda de renombre internacional actuaba en aquel pueblo tan pequeño, y el público así lo entendió, porque con gran expectativa y entusiasmo presenció el show.
Y no fue en vano, porque Catupecu dio lo mejor, el cantante Fernando Ruiz Díaz, desde que subió no dejó de expresar su emoción por estar en un lugar tan mágico, en un escenario rodeado por cerros de colores.
Con cada canción tocada con mucha energía y potencia, algo que bien caracteriza al grupo, se fueron ganando a todo el público, hasta aquel que nunca había escuchado sus melodías y letras se estremeció al ritmo de la batería y las guitarras eléctricas.
El show duró aproximadamente 2 horas, una multitud disfrutó de 120 minutos a puro rock con un repertorio de 14 temas que Catupecu eligió para esa tarde magnífica, su recorrido fue amplio, comenzaron con "Un grito después", y continuaron con temas como "Plan B", "En los sueños", "Seguir viviendo sin tu amor", entre otros.
Pero sin duda el público vibró con los grandes clásicos como "Magia veneno", "A veces vuelvo" y "Dale". Catupecu eligió despedirse con uno de sus grandes hits "Lo que quiero es que pises sin el suelo" y con aquel tema se despidió causando entre los fans y los demás espectadores un gran furor.
Fernando Ruiz Díaz (voz, bajo y guitarras), Agustín Rocino (batería), Martín "Macabre" González (teclado, bajo y coros) y Sebastián Cáceres (guitarra y bajo) se despidieron cerca de las 21.30, y no sólo se despidieron de aquel público purmamarqueño sino también de una gira intensa por Latinoamérica.
"Qué lindo es tocar en este lugar, rodeado de tanta belleza natural y luego tomarse unas vacaciones para escribir y reflexionar", dijo Fernando Ruíz Díaz, en un momento de pausa, anunciando también que mientras dure sus vacaciones volverá a Purmamarca para quedarse unos días.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...