El ministro de Economía, Axel Kicillof, se reunió ayer con el vicepresidente del Banco Mundial, Jorge Familiar, para suscribir un acuerdo de créditos para siete proyectos de infraestructura por 1.500 millones de dólares.
La reunión se hizo en Lima, Perú, en el marco de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial que se realiza en esa ciudad.
En ese encuentro, en el que participó también el director del Banco Mundial para el Cono Sur, Jesko Hentschel, se firmaron los contratos para la ejecución de dos de los proyectos aprobados en el marco de la Estrategia país.
Uno de los acuerdos se refiere al proyecto de Energías Renovables en zonas rurales, denominado Permer II, que alcanza a 200 millones de dólares de dólares y tiene por objetivo proveer y mejorar el acceso a servicios de energía en áreas rurales, donde no llega el tendido eléctrico.
Este programa permitirá la provisión de servicios de energía a partir de fuentes renovables (solar, eólica, hídrica) y sistemas de calefacción solares para hogares, escuelas y centros de salud.
El segundo acuerdo es el vinculado al proyecto de Protección de Personas Vulnerables contra Enfermedades No Transmisibles, para mejorar la capacidad de los centros públicos de salud de ofrecer una mayor calidad de servicios.
Este programa, que impulsan los ministerios de Salud nacional y de los provinciales busca mejorar la supervisión, monitoreo, promoción, prevención de las lesiones y los factores de riesgo y alcanza a un total 350 millones de dólares.
Con estos dos acuerdos ya se encuentran en ejecución 5 de los 7 proyectos aprobados por un total de los 1.5037 millones de dólares que terminó de aprobar el organismo internacional de créditos.
Como parte de ese total de créditos ya se están ejecutando programas para mejora en la calidad de la educación rural por 250 millones de dólares y para la inserción laboral de jóvenes, por otros 425 millones de la misma moneda. También se está ejecutando el programa de protección de biodiversidad y bosques nativos por 58,7 millones de dólares.
Economía informó que en los próximos días se firmarán los contratos para los dos proyectos restantes, que son los de inclusión social para áreas rurales por 52,5 millones y el del plan Sumar del Ministerio de Salud por otros 200 millones de dólares. Kicillof y los funcionarios del Banco Mundial analizaron también la situación de la cartera de crédito para el sector privado.
“Ni devaluar ni endeudarse”
El ministro de Economía, Axel Kicillof, rechazó que las alternativas para el próximo Gobierno sean “devaluar o endeudarse”, y volvió a cuestionar los pronósticos del FMI.
Según el funcionario, a partir del 10 de diciembre de este año “cada uno aplicará las políticas que quiera. Pero este año decían que íbamos a terminar en 15.000 millones de dólares con las reservas, y hasta el pago del Boden 2015 estábamos en 33.000 millones”.
Por ese motivo, criticó a "los economistas endeudadores crónicos, que estaban con (Domingo) Cavallo en 1982 o en el megacanje, que plantean volver al FMI y tomar montañas de deuda".
“Todos los años nos mandan a devaluar, endeudarnos y achicar el presupuesto. Todos los años nos mandó el neoliberalismo argentino a hacer eso. Y por eso estamos tan satisfechos por haber llegado a 2015 con un desempleo récord por lo bajo”, enfatizó Kicillof, en una entrevista publicada por el diario BAE.
A su criterio, el candidato presidencial del oficialismo, Daniel Scioli, “ha sido muy claro cuando se ha buscado abrir grietas entre nosotros. Después los medios consultan a alguno más cercano o menos cercano, pero al que vamos a votar es al Presidente”.
“Nosotros durante doce años aplicamos las mismas políticas. Fuimos muy previsibles. Lo que es previsible también es que haya sectores a los que esas políticas no les gustan”, enfatizó.
Por otra parte, Kicillof volvió a cuestionar al FMI.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...