Un nuevo hecho de violencia de género se registró este lunes en Cipolletti, Río Negro. Una mujer, embarazada de cuatro meses, fue brutalmente golpeada por su pareja quien además la roció con alcohol en la cara y amenazó con prenderla fuego. Se especula que el hombre tuvo intenciones de prender fuego a su concubina, pero que los gritosdesesperados y los pedidos para que se detenga lo hicieron reaccionar repentinamente.

Con la vista nublada por el alcohol y en estado de shock, la mujer fue arrastrada por su pareja hasta el auto y trasladada hasta el hospital. Ante la posibilidad de que lo detuvieran, la dejó a una cuadra del centro de salud.

La mujer luego de la internación llamó a una amiga y radicó la denuncia correspondiente. En tanto, la Policía y los integrantes de la Unidad Fiscal Temática 1 no pudieron dar con el autor de los golpes. Tiene 27 años y es oriundo de la localidad neuquina de Senillosa. Los encargados de investigar el salvaje ataque se encontraban abocados a establecer su domicilio para notificarlo de dos disposiciones: su exclusión del hogar que compartía con su concubina y una prohibición de acercamiento.

Otras medidas que se dispusieron fueron un allanamiento en la casa donde se produjo el ataque y la elaboración de un completo informe por parte del médico forense. De acuerdo con las fuentes, la causa penal que se inició es por lesiones leves y amenazas, aunque por las características de la agresión no se descartaba algún otro pedido de la fiscalía. Intervienen Marcelo Gómez y Martín Pezzetta, además de personal de la Comisaría 32, el Gabinete de Criminalística y el médico policial.

En el marco de la investigación, también se verificó si existían denuncias anteriores y antecedentes del atacante.


Fuente: Minuto UNO

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...