-¿Cómo es la legislación minera que rige en el país?

-Empezamos relatando la legislación minera sobre la que se rige la explotación minera actualmente. Los pilares básicos de la legislación minera son los sancionados en el '90, y a veces las provincias quedan en una encrucijada respecto a la recaudación fiscal y demás. Entonces en ese complejo escenario en que se insertan los actuales proyectos de explotación y exploración son los que tratamos de descifrar un poco para que el lector comprenda cómo se regula la actividad.

-Justamente ¿cómo se regula esa actividad cuando Jujuy es potencial en este recurso y desde los territorios, las comunidades se enfrentan?

-Por un lado tenés las provincias de Catamarca, Salta y Jujuy que tienen diferente legislación provincial en torno a la regulación de la explotación. Ese es un primer escenario complejo, porque dificulta una misma organización y articulación provincial para la explotación de un recurso natural propio. Y por otro lado tenés que esta legislación favorece a los conglomerados y a las empresas trasnacionales para la radicación sobre los territorios. Territorios que son generalmente de ocupación ancestral de las propias comunidades. La misma Constitución Nacional nuestra junto con tratados, el Internacional 169, que Argentina suscribió y ratificamos dice que a estas comunidades efectivamente hay que consultarlas respecto de los recursos naturales en sus territorios. Entonces todo eso es un escenario donde los conflictos son por diferentes formas de ocupación y de uso de los territorios y de recurso natural. No es lo mismo el interés económico de las empresas que pueden llegar a plantear como conflicto las comunidades que tiene miedo y justificadas razones sobre los pasivos ambientales que puedan quedar en sus territorios. En Jujuy el mayor problema es el agua. La técnica que actualmente se usa: la evapotranspiración del litio para extraer del salar, utiliza millones de litros de agua. Entonces las comunidades tienen una concreta razón, porque está en juego la vida y la de ellos tener sus animales, que no emigren porque se transforma el espacio a partir de la radicación de las empresas. Entonces pensar en estas tres provincias tiene casi todo la extensión de salares con pedimento.

-¿Cuál es la situación de Jujuy en cuánto a la situación energética?

- Jujuy está en algún lugar paradigmático, es un lugar de avanzada en relación al resto del país. Vengo de visitar lo que se está haciendo en los Altos Hornos Zapla donde están haciendo un laboratorio impresionante y la inversión será para tratar de fabricar las baterías de litio. Eso sería perfecto de hacer, incluso sin extraer tanto litio. Porque actualmente extraemos para exportar, sin valor agregado. Y acá sin tener que agotar los recursos de las comunidades, invadir los territorios como se está haciendo. Por ejemplo una parte del Salar de Olaroz Cauchari que no tiene sal de uso doméstico y tratar de patentar técnicas que utilicen menos cantidad de agua, que por cierto existen sólo hay que probar si funcionan, se podría ir hacia un segundo paso en términos de soberanía nacional que es mucho más real políticamente y que es agregarle valor al litio. Entonces es un recurso que cuesta más, genera empleo, tecnificar en energía e industria, y estamos en otra posición. No tenemos que olvidar que si bien con Bolivia y Chile tenemos las reservas en salmuera más importantes del mundo de litio, mientras que no le agreguemos valor y la exportemos como hace Chile, estamos reproduciendo el mismo lugar de siempre.

-Jujuy tiene muchos pedimentos, económicamente las regalías son mínimas para las comunidades...

-Como están las cosas mientras haya empresas trasnacionales que pagan regalías mínimas a las provincias, obvio que no repercute ni mejora. Lo que ustedes tienen ahora es este Instituto que se está pensando armar y esa puede ser una forma de posicionar a la provincia en otro lugar, junto con Jemse que se creó. Pero mientras Jemse sea una sociedad menor entre las trasnacionales, ahí tenemos un problema, además está endeudada. Económicamente se podría, lo que hay que hacer es destinar una serie de recursos provinciales a probar si van a funcionar o no. Ninguna industria avanza sin probar. En realidad se ha hecho un mito del litio pero no es tan un mito, en tanto y en cuanto no hagamos algo y si lo exportamos como lo hacemos no lo hagamos. Hay que tener una estrategia política y económica sobre este mineral.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...