El sommelier Luciano Sosto fue condenado a la pena de prisión perpetua por el crimen de su madre, Estela Garcilazo, ocurrido hace dos años en un departamento del barrio porteño de Palermo.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 8 lo condenó al considerarlo culpable del delito de "homicidio agravado por el vínculo".

"Soy inocente: busquen al violador y asesino de mi madre", pidió Sosto en sus últimas palabras al tribunal antes de conocerse el fallo.

"Quiero decir que no maté, no robé, no violé y les ruego que no se equivoquen. No terminen de destruirme", reclamó el imputado.

Por su parte, Carlos Sosto, padre de Luciano, aseguró que su hijo "no hizo nada" y que "está injustamente en la cárcel".

"No puedo creer que esos jueces se hayan equivocado. Mi hijo va a purgar una condena siendo inocente". La fiscal del juicio Diana Goral había pedido en su alegato que el sommelier fuese condenado a prisión perpetua al considerar que el 26 de diciembre de 2013 mató a su madre durante una discusión.

Para la fiscal, todo se originó en la necesidad que tenía el joven de conseguir dinero para comprar drogas o financiar a los "taxi boys" que solía contactar.

En tanto, el abogado Guillermo Schmidt, uno de los letrados a cargo de la defensa de Sosto, confirmó que la decisión del tribunal "va a ser apelada". "Me imagino que el tribunal habrá tenido sus razones y las fundamentará, pero para nosotros debería haber sido absuelto", afirmó.

Schmidt señaló que "cuando se relevó la escena del hecho no se tomaron huellas", para luego agregar que "la Policía entendió que se trataba de una muerte natural, por la edad de la mujer".

"Siempre entendimos que el estado de intoxicación de él y estar sin dormir le jugó una mala pasada, más allá del shock de encontrar a su madre en el piso", dijo.

La defensa sostiene que el crimen está vinculado con un caso de "abuso sexual seguido de muerte".

"No sabemos si es un robo, pero sí que el motivo determinante es la violación. La persona que la viola es la que la mata", afirmó.

Además, explicó que "el asesino es zurdo" y su cliente es diestro.

Asimismo, Mariela Sola, abogada también a cargo de la defensa de Sosto, aseguró que "no había elementos probatorios para condenar a Luciano" y consideró que "debería haber sido absuelto".

"Hay un asesino en libertad, no tengo dudas. Esto es una injusticia más, soy mujer, madre e hija y si no tuviera la convicción que es inocente no hubiera tomado el caso", afirmó.

Este lunes, Sosto fue trasladado de vuelta al penal de Marcos Paz, donde se encuentran alojado desde hace dos años.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...