En un marco festivo, entre risas y algarabía, los estudiantes capitalinos de la promoción 2015 renovaron anoche la tradicional Cena Blanca, el megaevento que nuevamente tuvo lugar en el predio del RI20.
El buen tiempo permitió a los jóvenes lucir sus atuendos, en un marco festivo, entre amigos y familiares.
Lejos de lo esperado, la velada se desarrolló bajo un clima más que agradable, propiciando una noche espléndida para que los jóvenes pudieran lucir sus atuendos de gala y realizar la tradicional pasarela por la avenida Córdoba.
De a poco y en el horario previsto se dio inicio al pasaje de cada uno de los colegios, respetando el orden programado, quienes estuvieron acompañados de amigos y familiares, que a pesar del vallado aprovecharon la ocasión para sacarse fotos y poder conservar el recuerdo de tan importante acontecimiento.
De forma ágil se cumplió el ingreso de los estudiantes al predio, donde estaba todo listo para recibirlos y ofrecerles una velada inolvidable en la que, de a poco se iba creando un agradable clima festivo que prometía ser un megaevento para el recuerdo.
Acompañaron familiares
Un espectáculo aparte dentro de la Cena Blanca fue también, como todos los años, la presencia de los familiares, parejas y amigos quienes buscaban, detrás del vallado, el mejor lugar para sacar fotos.
El vestuario elegido fue muy variado, tanto los hombres como las dulces egresadas dejaron ver un toque de distinción y alegría.
Algunos -tanto entre ellos como ellas- se animaron a los colores llamativos y aunque no fueron la mayoría se destacaron por su elección.
Las jovencitas también lucieron carteras y abundante “pedrería”, tanto en los apliques de los vestidos como en la bijouterie.
Los muchachos también optaron por sombreros y moños.
Ya en el interior de las carpas del RI20 disfrutaron de la cena y el baile.

Apostillas de una noche mágica y muy esperada
Más de 3.700 egresados de Capital participaron de una inolvidable noche. Fueron 62 colegios quienes, a través de sus representantes, junto al Ente Autárquico Permanente, organizaron la Cena Blanca.
“Baberos”
Además de las mejores galas elegidas por las madres, muchos papás también hicieron una inversión, ya sea económica o una visita al gimnasio para bajar la “pancita” y acompañaron a sus hijos. El orgullo en sus caras fue un eslabón más de esta cadena de emociones. Las chicas portaban flores obsequiadas.
Selfies
Los teléfonos celulares fueron también la vedette de la Cena Blanca. Las selfies fueron una común en todos los egresados, no sólo durante la pasarela sino en toda la noche.
Última actividad
Con esta organización finalizó el trabajo de la actual presidente del EAP. Liliana Domínguez tuvo la difícil tarea de reemplazar a Santiago “Pila” Solá en la organización tanto de la Fiesta Nacional de los Estudiantes como la Cena Blanca.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...