Nueve estudiantes de medicina que participaron de un festejo al que uno de ellos llevó el cadáver de un paciente, fueron suspendidos en Uruguay y tardarán un año adicional en recibir sus diplomas. El caso, que fue ventilado por un matutino, tuvo lugar en el Hospital universitario de Clínicas y despertó una indignación generalizada en Uruguay.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...