Kevin Hoistacher, el argentino que estuvo seis meses preso en una cárcel rusa tras ser sorprendido con una pequeña porción de marihuana en su poder, regresó al país para permanecer durante 15 días con sus seres queridos.
El joven, actualmente de 25 años, arribó a la Argentina en un vuelo de Aerolíneas Argentinas proveniente de Barcelona y fue recibido por su padre. En contacto con la prensa, describió a la situación que le tocó vivir como la "peor experiencia de su vida".
Hoistacher fue detenido el pasado 23 de julio luego de que la policía rusa encontrara dos hojas de marihuana en su auto cuando regresaba a su casa luego de dejar a un amigo en el aeropuerto de San Petersburgo.
Finalmente fue liberado en enero pasado, tras sucesivas intervenciones del Consulado argentino en Moscú, a cargo de Orge Zobernica, y que se le levantaran los cargos.
Por esas gestiones, se había logrado en septiembre pasado sacarlo de la cárcel y enviarlo a un hotel, para cumplir arresto domiciliario. Durante su detención, describió el joven, se encontraba en celdas de siete metros cuadrados, junto a otros tres hombres.
"En las cabinas nos turnábamos para caminar y una hora por día nos llevaban a un pasillo donde podíamos hacer lo mismo", describió en declaraciones al canal C5N.
Hoistacher señaló que entre los detenidos las enfermedades como la tuberculosis o el SIDA se llevaban a "entre tres y siete vidas por semana".
El joven tiene residencia en Finlandia, de donde es natural su esposa, quien junto a su madre, lo visitó en varias ocasiones durante su detención.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...