Con un clima de incertidumbre, generado por la paridad numérica entre los candidatos, Santa Fe y Río Negro elegirán este domingo gobernadores en lo que será la segunda tanda de elecciones generales provinciales. Los comicios santafesinos para designar al sucesor del mandatario socialista Antonio Bonfatti, estarán en la mira política no sólo por la importancia de la renovación del cargo, sino que también se hará eje en cómo se desarrolle el recuento de votos, un aspecto que falló y fue muy criticado en las primarias de abril.
Al respecto, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Lewis afirmó en conferencia de prensa que "las autoridades de mesa van a estar presentes en suficiente número para estas elecciones" y subrayó: "En las primarias se habían capacitado presencialmente a 3.807 autoridades y en la modalidad virtual a 4.070. Hasta este viernes ya llevamos capacitadas 8.713 y 2.500, respectivamente".
En lo que concierne al panorama netamente político, los tres postulantes con más chances de acceder a la Casa Gris son el del Frente Progresista, Miguel Lifschitz y el del PRO, Miguel Del Sel, dado que el recuento definitivo de las primarias arrojó como ganador al macrista con 20,85 por ciento de los votos, superando por tan sólo trece décimas al oficialista, que obtuvo 20,72.
El tercer competidor es el diputado del Frente para la Victoria, Omar Perotti, quien había cosechado el 14,19 por ciento de los sufragios en las Paso. En ese marco y ante la paridad numérica que se mantenía en los sondeos, el final de la campaña estuvo marcada por las acusaciones que hizo el PRO hacia el socialismo por "descalificaciones" a los referentes del partido amarillo.
En Río Negro
En tanto, en Río Negro, los dos candidatos con más chances de triunfar en los comicios de este domingo son el postulante de Juntos Somos Río Negro y actual gobernador, Alberto Weretilneck; y el jefe del bloque del Frente para la Victoria en el Senado, Miguel Ángel Pichetto.
Aunque la provincia iba a debutar en el régimen de elecciones primarias locales, este año no se realizaron porque la Legislatura aprobó un proyecto enviado por el mandatario local, quien había considerado que "no se pudo completar el debate con los partidos políticos acerca de aspectos prácticos de la realización de las Paso". La curiosidad de estos comicios se da en que el actual mandato fue obtenido por el kirchnerismo, cuando en 2011 se dio el triunfo del peronista Carlos Soria, quien fuera asesinado en enero de 2012 por su esposa, Susana Freydoz.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...