La Santa Sede anunció ayer que en julio comenzará el primer juicio en el Vaticano de un prelado acusado de pederastia, así como la dimisión de dos obispos estadounidenses acusados de haber encubierto a curas pederastas de su diócesis.
"El presidente del tribunal del Estado del Vaticano acusó al exnuncio apostólico de la República Dominicana Jozef Wesolowski. La primera audiencia tendrá lugar el 11 de julio", informaba un comunicado.
Los delitos de los que se acusa al antiguo embajador fueron cometidos presuntamente durante su estancia en Roma, entre agosto de 2013 y el 22 de septiembre de 2014, cuando fue detenido, así como durante sus funciones como nuncio (embajador) en República Dominicana, entre el 24 de enero de 2008 y el 21 de agosto de 2013.
"En el primer caso se trata de la tenencia de material pedófilo, un delito que introdujo el Papa Francisco en 2013 en la legislación vaticana. En el segundo caso, se trata de abusos sexuales a menores basados en una acusación interpuesta por las autoridades judiciales de Santo Domingo", precisó el Vaticano.
El prelado está acusado de haber mantenido relaciones con menores en un barrio de Santo Domingo.
El Papa aceptó estas dimisiones basándose en una disposición del código de derecho canónico, que prevé una sanción en caso de falta grave.
El Vaticano no aportó más detalles pero esta sanción había sido reclamada por asociaciones de víctimas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...