El Ingenio La Esperanza inició ayer una nueva zafra, la 133 en la historia de la producción azucarera en la región.
Hubo una misa de acción de gracias y un acto que contó con la presencia de numerosas autoridades, entre ellas el gobernador Eduardo Fellner, directivos de la empresa y trabajadores.
La misa estuvo a cargo del padre Marcelo Valdivia, párroco de La Esperanza. Luego se hizo la tradicional bendición de los productos del trabajo de todos los espacios y secciones del ingenio
Al usar de la palabra el administrador general del ingenio, Carlos González Gebhard, dijo que "como todos los años las tradiciones nos proponen momentos para juntarnos y uno es este. El inicio de zafra es donde miramos todo el esfuerzo que hemos realizado para retomar la marcha, también es cuando esperamos que todo aquello por lo que hemos trabajado se convierta en metas alcanzables. Luego de duros años con falta de agua hemos tenido un año con buenas lluvias y buenos caudales en los ríos".
Asimismo expresó que la productividad de los campos reflejará sin dudas la mayor producción de caña, y esto los llena de ilusión. "Estamos pensando en moler 850 mil toneladas de caña entre las propias y de nuestros cañeros". Indicó que cada año se acercan al objetivo del ingenio para su subsistencia. El mismo es superar ampliamente el millón de toneladas en forma sustentable y no a cualquier precio.
"El ingenio La Esperanza debe ser más que un productor de azúcar y alcohol, debe ser un protagonista excluyente en el crecimiento de la región. Por eso este año se reactivó la actividad forestal plantando 180 hectáreas de eucaliptos, para este año esperamos incorporar 250 mas. Ya estamos trabajando en un proyecto de 2500 hectáreas de actividad ganadera, todo esto pasa a ser parte del patrimonio del ingenio y de su gente", dijo el administrador general del ingenio.
Agradeció al gobierno provincial y nacional, a los trabajadores del ingenio La Esperanza , a los técnicos, a los cuadros administrativos, a los síndicos y a todos aquellos que los acompañan y dan respuestas.
Por su parte el secretario general de la gobernación, Oscar Insausti, destacó "una zafra más en este proceso de trabajo no es de poca importancia, la visita de la presidenta de la nación, Cristina Fernández, visibilizó como nunca antes la problemática de este ingenio, y la transformó en un eje de intervención de políticas públicas nacionales. Pensar en una salida definitiva a un ingenio que tenía 13 años de quiebra parecía para muchos un desafío imposible, sin embargo hoy está de pie y en marcha". Añadió que el año pasado por primera vez en la historia el ingenio llevó una cosecha 100 por ciento mecanizada, poniéndose a la altura de las unidades productivas de la región. "Este año hay otros objetivos como los procesos de trabajo para la jubilación de un conjunto de trabajadores que están en condiciones de hacerlo". Participaron además del gobernador, el senador nacional, Gerardo Morales, los diputados nacionales, Rubén Rivarola y Mario Fiad, los diputados provinciales, Javier Hinojo, Vicente Condorí, Carlos Oehler, Jorge Rizzotti y Alberto Bernis, el ministro de producción, Gabriel Romarovsky, el secretario general de la Gobernación, Oscar Insausti, el intendente de La Esperanza, Gustavo Bautista, el administrador general de Ledesma, Federico Gatti, el administrador general del ingenio La Esperanza, Carlos González Gebhard, el coordinador ejecutivo de la Ucar (Unidad para el Cambio Rural), Jorge Neme y Juan Cruz Adrogue referente del grupo inversor Papel NOA.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...