Un informe de los organismo de control norteamericanos afirma que la cuenta bancaria que poseía Alberto Nisman en ese país "evidencia actividad sospechosa", a raíz de transferencias y movimientos de fondos de los "no se pudo establecer el propósito comercial" por un monto superior a los 600.000 dólares.

El informe, elaborado por los Estados Unidos y girado a la justicia de nuestro país, afirma que la cuenta abierta en el banco Merrill Lynch a nombre del fallecido fiscal Alberto Nisman, presenta "evidencia actividad sospechosa", dado que "no se pudo establecer el propósito comercial" de los depósitos y movimientos bancarios por 666.690 dólares.

La cuenta, de la que además son cotitulares la madre y la hermana de Nisman, Sara Garfunkel y Sandra Nisman, y el informático Diego Lagomarsino, fue abierta en marzo de 2002 y registra nueve transferencia de dinero consideradas sospechosas.

Los nombres involucrados en los movimientos de fondos le suman gravedad a la causa, ya que entre ellos se encuentran el financista Damián Stefanini, que se encuentra desaparecido desde 2014, y el empresario Claudio Picón, quien además es el titular de la camioneta Audi en la que se movía Nisman y quien también se vio involucrado en la causa cuando al abrir la caja de seguridad de la casa del funcionario judicial, se encontró un comprobante de transferencia hecha a la cuenta de Nisman por 200.000 dólares. En tanto, Stefanini transfirió a la cuenta 150.000 dólares el 23 de octubre de 2012.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...