El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, manifestó ayer la "preocupación" del Gobierno Nacional ante la crecida y las inundaciones en los municipios afectados por el río Salado en la provincia de Buenos Aires, y destacó que están los ministerios preparados para la ayuda a los chacareros "ante la emergencia". Ante la crecida del fin de semana registrada en distintos tramos del río Salado en la provincia de Buenos Aires, que afecta miles de hectáreas en el territorio, Fernández opinó en Casa de Gobierno: "es una situación complicada, con picos muy altos. Se esperaba para esta madrugada la subida más importante, hay lugares como Roque Pérez, Pila y otros aguas abajo que están altamente complicados, por lo que nosotros mantenemos nuestros dispositivos en estado de emergencia". Fernández destacó que "son situaciones que nos preocupan y desde el Gobierno seguimos esa situación segundo a segundo. Está toda nuestra gente de varios ministerios con helicópteros, con camiones especiales, con todos los elementos necesarios para actuar ante la emergencia, actuar en consecuencia y no esperar que las cosas sean de otra manera". "Yo les he contado -añadió el ministro coordinador- que esto también tiene que ver con el calentamiento global. El otro día una periodista me dijo que del calentamiento global no hablemos porque es sarasa' y yo le dije te pido por favor, eso no lo digas nunca más. El calentamiento global está produciéndose en todo el mundo, estamos más de un grado arriba del calentamiento global lógico y eso nos trae complicaciones serias".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...