El Banco Central se desprendió ayer de 70 millones de dólares y perdió en la semana alrededor de 360 millones, para sostener por debajo de los 15 pesos el dólar blue, que cerró con un leve incremento de 3 centavos, a $14,98. En paralelo, la autoridad monetaria mantuvo la política de microdevaluaciones del peso, ya que en el circuito oficial el dólar cotizó a 9,17 pesos comprador y 9,22 vendedor, medio centavo más que el día anterior. Con estos valores, la brecha cambiaria se recortó ligeramente a 61,8%.
El denominado dólar tarjeta, que contempla el valor oficial más un impuesto del 35 %, se ubicó en los 12,447 pesos y el billete para ahorro alcanzó los 11,064 pesos.
Por el contrario, el dólar contado con liquidación, utilizado por inversores para comprar bonos en moneda extranjera y liquidarlos en el exterior, cedió seis centavos, a $13,34. Pese a la fuerte intervención del Banco Central, el billete negociado en el mercado paralelo no pierde terreno y se mantiene cerca de los 15 pesos.
En los últimos días y ante la cercanía de las elecciones, muchos ahorristas salieron a buscar cobertura en el dólar, en un intento por buscar refugio ante una devaluación brusca.
Además, los pequeños ahorristas compran divisas a través del sistema oficial que controla la Afip y a través del cual ya se acumulan ventas por casi 300 millones de dólares en lo que va de agosto.
En paralelo y ante la menor cantidad de dólares liquidados por los agroexportadores, el Central tiene que salir en soledad a cubrir las necesidades de importadores y de ahorristas en general.
Por último, para evitar que la salida de los dólares por compras de ahorristas e importadores impacte en las reservas, el Central utiliza un recurso contable con la compensación de yuanes, producto del swap firmado con la República Popular China.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...