Argentina logró en los últimos seis minutos del partido ante México empatar en dos tantos un partido que perdía con justicia por 2-0 y que solamente la sociedad Lionel Messi-Sergio Agüero le permitió rescatar desde el resultado una actuación colectiva a todas luces deficiente.

El encuentro tuvo lugar en un colmado AT&T Stadium, de Dallas, en el que Aguero sumó 33 goles con la camiseta Argentina a los 39 minutos del segundo período y Messi 49 a dos del final del partido.

Previamente, Javier "Chicharito" Hernández a los 19 minutos de la primera etapa, de tiro penal, y Héctor Herrera, a los 24 de la segunda, habían puesto en ventaja a los mexicanos.

La primacía táctica en el juego le duró solamente cinco minutos a Argentina, más precisamente hasta que en el "toma y daca" que decantó de un juego de transiciones rápidas en el medio y esquemas muy distintos para defender y atacar, México empezó a prevalecer en el lugar más peligroso para los dirigidos por Gerardo Martino: su propio campo.

Es que a partir de una línea de cinco que generaba un embudo difícil de superar para la inferioridad numérica de los que atacaban en Argentina, incluyendo en ello a delanteros pero también a volantes, los dirigidos por Ricardo "Tuca" Ferretti se desplegaban por los costados con la velocidad de Héctor Herrera y Raúl Jiménez, mientras que en el medio Andrés Guardado y Juan José Vázquez se las arreglaban sin problemas ante los intrascendentes Ever Banega y Fernando Gago.

Argentina carecía de fluidez en el juego, Lionel Messi debía retroceder hasta su propio campo para hacerse de la pelota y su contacto con Carlos Tevez solamente se circunscribía a alguna habilitación larga, que era lo único que permitía la situación.

La defensa albiceleste quedaba expuesta a la velocidad de un inasible Javier Hernández, que recorría todo el frente de ataque mexicano corrido por lo general desde atrás por Nicolás Otamendi, que la única vez que lo alcanzó en el primer tiempo fue para cometerle una infracción. El propio "Chicharito" con un derechazo bajo y esquinado, lo cambió por gol.

En el complemento no sorprendió demasiado otra vez la defensa argentina fuera otra vez sorprendida muy abierta para que Herrera, ingresando por el medio y con un furibundo derechazo doblegara por segunda vez en la noche estadounidense a Guzmán. Pero luego, los goleadores de Argentina salvaron del papelón sobre el cierre.

Análisis de Martino

El entrenador del seleccionado argentino, Gerardo Martino, reconoció que el equipo nacional sufrió ante México "como nunca antes en el retroceso y la salida desde el fondo", pero analizó que como balance de esta gira por los Estados Unidos se quedó "tranquilo, porque el recambio y la implementación de la idea de juego se están haciendo en forma correcta"-

"Esto sirve para seguir entrenando el retroceso y la salida desde el fondo, porque esta vez hemos sufrido mucho más que en otras oportunidades", enfatizó Martino.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...