Las dos millones de personas que festejaron la llegada del Año Nuevo en la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, dejaron 315,2 toneladas de basura, de las cuales 48,3 han sido recicladas, indicó ayer la empresa municipal de limpieza Comlurb.

Desde las seis horas de la mañana del viernes, 1.165 basureros, apoyados por 247 camiones, recogieron la basura a lo largo de los 6 kilómetros de playa, cuando las últimas personas que habían permanecido festejando la llegada de 2016 dormían en la arena.

Cuatro horas después, la playa estaba limpia, mientras cariocas y turistas llegaban en masa para intentar aprovechar una nueva jornada de calor, de alrededor de 40 grados, según las previsiones.

En 2015, 370 toneladas de basura habían sido recogidas en la playa de Copacabana, según la Comlurb.

Unos 2.215 policías fueron movilizados en Copacabana para asumir tareas de seguridad, 28 por ciento más que el año pasado.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...