¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
28 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Dos jóvenes heridos de gravedad por "patovicas"

Viernes, 28 de octubre de 2016 01:30
<div>HERMANOS CALATAYUD / AGREDIDOS DENTRO Y FUERA DE UN BOLICHE BAILABLE.</div><div>
Dos jóvenes denunciaron ser salvajemente agredidos por al menos cinco personas de seguridad de un boliche ubicado en la colectora de la ruta nacional N° 9 y temen quedar con secuelas irreparables.
El lamentable hecho fue denunciado en la seccional 31° del barrio Coronel Arias por Franco y Bruno Calatayud, quienes manifestaron ser agredidos con golpes de patadas y puños por al menos cinco efectivos de seguridad del boliche bailable la madrugada 23 del corriente, en la colectora de la ruta a la altura del sector denominado Las Lomas.
El Tribuno de Jujuy dialogó con José Luis Manzur, representante legal de las víctimas y dijo que "todo comenzó cuando una chica se acercó al grupo donde estaban mis defendidos pidiendo auxilio, y de repente el personal de seguridad se abalanzó sobre ellos y mientras los obligaban a retirarse, entre empujones le propinaban golpes de puños en la zona de los riñones".
Ya afuera, los jóvenes que tienen entre 25 y 26 años fueron brutalmente agredidos con golpes de puños y patadas en todas partes del cuerpo. Tal es así que Franco Calatayud llegó al hospital Pablo Soria con el tabique quebrado y serios hematomas en todas partes del cuerpo, además de politraumatismo. Casi la misma suerte sufrió su hermano Bruno, quien recibió severos golpes en la espalda y de los golpes en la cara, teme que pueda perder un ojo.
Teniendo en cuenta la superioridad en cantidad de personas y la preparación que el personal de seguridad ostenta, de seguro los amigos de los hermanos Calatayud dudaron en defenderlos de los violentos golpes, pero fueron testigos de la agresión.
La denuncia se tramita en la Fiscalía de Investigación Penal a cargo de Gustavo Araya y a decir verdad poco se conocía de los supuestos agresores, porque los jóvenes heridos no pudieron identificar a todos, pero sí a varios.
Hasta que en la seccional 31° se presentaron en forma espontánea los "patovicas" denunciando que habían sido agredidos por dos jóvenes y habrían manifestado ciertos hematomas que, según se supo no pudieron ser corroborados.
Con esta supuesta contradenuncia, las investigaciones avanzaron, ya que quedaron identificados los supuestos agresores y sería cuestión de trámites para que sean detenidos e imputados por "lesiones graves".
Este hecho no es aislado y no se escapa de la realidad de la noche jujeña, donde el personal de seguridad de "todos los locales nocturnos hacen abuso de la fuerza y agreden tanto física como verbalmente a las personas, aparentemente sin motivo alguno", según relato de las víctimas.
A raíz de esta grave denuncia no se descarta que otras personas que pasaron por hechos similares también acudan a la Justicia exigiendo más control en las personas a cargo de la seguridad de los boliches.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Dos jóvenes denunciaron ser salvajemente agredidos por al menos cinco personas de seguridad de un boliche ubicado en la colectora de la ruta nacional N° 9 y temen quedar con secuelas irreparables.
El lamentable hecho fue denunciado en la seccional 31° del barrio Coronel Arias por Franco y Bruno Calatayud, quienes manifestaron ser agredidos con golpes de patadas y puños por al menos cinco efectivos de seguridad del boliche bailable la madrugada 23 del corriente, en la colectora de la ruta a la altura del sector denominado Las Lomas.
El Tribuno de Jujuy dialogó con José Luis Manzur, representante legal de las víctimas y dijo que "todo comenzó cuando una chica se acercó al grupo donde estaban mis defendidos pidiendo auxilio, y de repente el personal de seguridad se abalanzó sobre ellos y mientras los obligaban a retirarse, entre empujones le propinaban golpes de puños en la zona de los riñones".
Ya afuera, los jóvenes que tienen entre 25 y 26 años fueron brutalmente agredidos con golpes de puños y patadas en todas partes del cuerpo. Tal es así que Franco Calatayud llegó al hospital Pablo Soria con el tabique quebrado y serios hematomas en todas partes del cuerpo, además de politraumatismo. Casi la misma suerte sufrió su hermano Bruno, quien recibió severos golpes en la espalda y de los golpes en la cara, teme que pueda perder un ojo.
Teniendo en cuenta la superioridad en cantidad de personas y la preparación que el personal de seguridad ostenta, de seguro los amigos de los hermanos Calatayud dudaron en defenderlos de los violentos golpes, pero fueron testigos de la agresión.
La denuncia se tramita en la Fiscalía de Investigación Penal a cargo de Gustavo Araya y a decir verdad poco se conocía de los supuestos agresores, porque los jóvenes heridos no pudieron identificar a todos, pero sí a varios.
Hasta que en la seccional 31° se presentaron en forma espontánea los "patovicas" denunciando que habían sido agredidos por dos jóvenes y habrían manifestado ciertos hematomas que, según se supo no pudieron ser corroborados.
Con esta supuesta contradenuncia, las investigaciones avanzaron, ya que quedaron identificados los supuestos agresores y sería cuestión de trámites para que sean detenidos e imputados por "lesiones graves".
Este hecho no es aislado y no se escapa de la realidad de la noche jujeña, donde el personal de seguridad de "todos los locales nocturnos hacen abuso de la fuerza y agreden tanto física como verbalmente a las personas, aparentemente sin motivo alguno", según relato de las víctimas.
A raíz de esta grave denuncia no se descarta que otras personas que pasaron por hechos similares también acudan a la Justicia exigiendo más control en las personas a cargo de la seguridad de los boliches.

Temas de la nota