¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

23°
29 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Condenado a perpetua por asesinar a su novia

Martes, 01 de noviembre de 2016 01:30
Hernán "Moquillo" Medina fue condenado a la pena de prisión perpetua luego de ser hallado autor penalmente responsable del delito de "homicidio calificado por la condición de pareja de la víctima".
Así lo resolvió de forma unánime el Tribunal en lo Criminal Nº 2 a cargo de los jueces Ernesto Kamada (presidente de trámite), Carolina Pérez Rojas e Isidoro Cruz, que luego de agotadas las recepciones testimoniales, escuchó los alegatos y emitió la parte dispositiva del fallo.
La figura de Medina que en las audiencias anteriores se había mostrado tranquila, altanera y hasta "sobradora", mientras se producían los alegatos había quedado literalmente oculta detrás de su defensor, tenía los ojos desorbitados y los hombros hundidos. Respiraba entrecortado y de alguna u otra manera quería contarle algo a su representante, pero sus ademanes eran en vano.
El fiscal de Cámara, Gustavo Almirón, pidió la pena de prisión perpetua para el imputado y en su alegato basó tres puntos fundamentales para adjudicarle la autoría del crimen a Medina: los estudios genéticos que hallaron partículas genomas compatibles con las de él en las uñas de Andrea Bellido, el informe forense que descartó el hecho como un suicidio y las declaraciones de dos jóvenes (Cáceres y López), que lo vieron discutir con Bellido en la puerta de su casa.
En tanto que la querella representada por Mariana Vargas adhirió al pedido del fiscal de Cámara y además dijo que el imputado "nunca estuvo compungido por la muerte de su novia" y "siempre trató de hacer parecer el hecho como un suicidio".
El abogado defensor Pablo Gustavo Aramayo pidió al Tribunal la absolución de Medina, y apuntó a las "irregularidades de las investigaciones primarias". Asimismo, cada vez que Aramayo terminaba una frase, su defendido enfocaba su mirada al Tribunal y asentía con la cabeza sus dichos.
Andrea Bellido era una joven que no podía poner fin a una tormentosa relación de tres años. Cada vez que intentaba terminar, "Moquillo" amenazaba con quitarse la vida. Allí intervenía la madre de Medina, quien la iba a buscar para llevarla a su casa y para que se "arreglen".
Bellido era una muchacha con pocos amigos, Medina se había encargado de cercarle cualquier relación social que pudiera tener. Pasaba sus días en su casa, cuidando a su hermanita de 7 años y viéndose con Medina. La joven llegó a sufrir quemaduras de cigarrillos, heridas en los brazos con un punzón, mordeduras y todo tipo de golpes tanto de puños como patadas delante de su hermanita, delante de los familiares de él, que "naturalizaron" estos actos, según los alegatos de Vargas.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla
Hernán "Moquillo" Medina fue condenado a la pena de prisión perpetua luego de ser hallado autor penalmente responsable del delito de "homicidio calificado por la condición de pareja de la víctima".
Así lo resolvió de forma unánime el Tribunal en lo Criminal Nº 2 a cargo de los jueces Ernesto Kamada (presidente de trámite), Carolina Pérez Rojas e Isidoro Cruz, que luego de agotadas las recepciones testimoniales, escuchó los alegatos y emitió la parte dispositiva del fallo.
La figura de Medina que en las audiencias anteriores se había mostrado tranquila, altanera y hasta "sobradora", mientras se producían los alegatos había quedado literalmente oculta detrás de su defensor, tenía los ojos desorbitados y los hombros hundidos. Respiraba entrecortado y de alguna u otra manera quería contarle algo a su representante, pero sus ademanes eran en vano.
El fiscal de Cámara, Gustavo Almirón, pidió la pena de prisión perpetua para el imputado y en su alegato basó tres puntos fundamentales para adjudicarle la autoría del crimen a Medina: los estudios genéticos que hallaron partículas genomas compatibles con las de él en las uñas de Andrea Bellido, el informe forense que descartó el hecho como un suicidio y las declaraciones de dos jóvenes (Cáceres y López), que lo vieron discutir con Bellido en la puerta de su casa.
En tanto que la querella representada por Mariana Vargas adhirió al pedido del fiscal de Cámara y además dijo que el imputado "nunca estuvo compungido por la muerte de su novia" y "siempre trató de hacer parecer el hecho como un suicidio".
El abogado defensor Pablo Gustavo Aramayo pidió al Tribunal la absolución de Medina, y apuntó a las "irregularidades de las investigaciones primarias". Asimismo, cada vez que Aramayo terminaba una frase, su defendido enfocaba su mirada al Tribunal y asentía con la cabeza sus dichos.
Andrea Bellido era una joven que no podía poner fin a una tormentosa relación de tres años. Cada vez que intentaba terminar, "Moquillo" amenazaba con quitarse la vida. Allí intervenía la madre de Medina, quien la iba a buscar para llevarla a su casa y para que se "arreglen".
Bellido era una muchacha con pocos amigos, Medina se había encargado de cercarle cualquier relación social que pudiera tener. Pasaba sus días en su casa, cuidando a su hermanita de 7 años y viéndose con Medina. La joven llegó a sufrir quemaduras de cigarrillos, heridas en los brazos con un punzón, mordeduras y todo tipo de golpes tanto de puños como patadas delante de su hermanita, delante de los familiares de él, que "naturalizaron" estos actos, según los alegatos de Vargas.

Temas de la nota

Temas de la nota