Al menos seis personas murieron en un ataque talibán contra el consulado alemán en Mazar-i-Sharif, en el norte de Afganistán, una operación "en represalia" a la muerte de civiles en un bombardeo de la Otan la semana pasada.
El ataque con camión bomba, que causó una explosión de gran potencia, dejó seis muertos, según el hospital local que recibió los cuerpos.
La Policía provincial, que dio cuenta de un balance de siete muertos, precisó que dos víctimas habían muerto por un error de las fuerzas alemanas, que las confundieron con los atacantes.
En el ataque también resultaron heridas 128 personas, entre ellas 10 niños, según el responsable del hospital regional, Noor Mohamad Fayez. El médico confirmó que dos personas que llegaron al establecimiento habían muerto por disparos.
El general Hasibula Quaraishi, comandante de las fuerzas policiales de la región del norte de Afganistán, habló de "un lamentable error: las fuerzas alemanas habían ampliado el perímetro de seguridad alrededor del lugar de la explosión, y estos dos civiles lo ignoraron".
Estos dos hombres "circulaban en moto e ignoraron las consignas" de detenerse, precisó a la prensa el responsable adjunto de la policía provincial, Abdul Razaq Qadri.
Este oficial de la Policía también anunció haber detenido a "un sospechoso" del ataque, sin dar más precisiones.
Los responsables alemanes en Kabul, consultados por la prensa internacional, no quisieron hacer ningún comentario al respecto.
La Otan anunció por su parte que su fuerza de reacción rápida había ayudado a evacuar a los 21 miembros del consulado hacia el Campo Marmal, una base alemana en Mazar-i-Sharif.
El presidente Ashraf Ghani condenó este ataque "bárbaro" y lo calificó de "crimen contra la humanidad".

Un cráter gigante
El atentado, que dejó un cráter gigante y causó daños espectaculares, se produjo poco después de las 23.
El muro del consulado, instalado en el antiguo hotel Mazar, quedó totalmente destruido por la explosión.
En Twitter, el ministerio de Relaciones Exteriores alemán dijo que "hubo combates en el exterior y en el complejo del consulado".
En Berlín, el jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, convocó a una reunión de crisis, según una fuente diplomática.
En represalia
El portavoz talibán Zabihullah Mujahid reivindicó "la operación mártir" en un comunicado. Los talibanes explicaron que el ataque fue "en represalia" a los bombardeos aéreos estadounidenses el 3 de noviembre en Kunduz que mataron al menos a 32 civiles y dejaron 19 heridos, entre ellos numerosas mujeres y niños, según la ONU. Este nuevo error de las fuerzas estadounidenses, desplegadas bajo mandato de la Otan, provocó repudio en la gente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...