El capitán y astro del seleccionado argentino, Lionel Messi, comunicó tras el triunfo ante Colombia por 3 a 0 por las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018 que tomaron la decisión de no dialogar más con el periodismo.
Durante una improvisada mini rueda de prensa, Messi, acompañado por todos los integrantes del plantel, el entrenador Edgardo Bauza y el titular del Comité de Regularización, Armando Pérez, informó que "les comunicamos que no hablaremos más con la prensa, porque en los últimos días recibimos muchas acusaciones y mucha falta de respeto hacia nuestras personas".
"Sabemos que muchos de ustedes (por los periodistas) no tienen la culpa, pero todo se puede soportar menos que se metan con la vida personal. Por éso, preferimos hablar antes de emitir un comunicado, pero no vamos a hablar más con la prensa", añadió Messi, quien no aclaró si la medida era temporaria o definitivo.
El crack del Barcelona explicó además que "hay cosas que no se pueden soportar. La acusación al Pocho (por Ezequiel Lavezzi) es muy grave y si no salimos a decir nada la gente se piensa que es verdad".
Lavezzi fue acusado por un periodista de "fumar porros" en la concentración argentina, situación que llevó al exatacante de San Lorenzo de Almagro y Estudiantes de Buenos Aires a iniciar acciones contra el mencionado hombre de prensa (Gabriel Anello de Radio Mitre), para que ratifique o rectifique la denuncia.
Asimismo, Messi aseguró que "estamos acá para dar la cara, disculpen la desprolijidad pero teníamos la necesidad de comunicar esta decisión de no dar más notas con el periodismo".
En Francia 98 pasó lo mismo
La medida adoptada en la noche del martes por el plantel del seleccionado argentino de no hablar más con la prensa, enunciada por el capitán Lionel Messi con todo el plantel detrás, tiene un antecedente que data de 18 años atrás, más precisamente durante la disputa del Mundial de Francia.
Lavezzi es hoy el Juan Sebastián Verón de 1998, ya que en aquella oportunidad el actual presidente de Estudiantes de La Plata fue acusado por otro hombre de prensa de haberle dado "resultado positivo" un control antidóping interno realizado en la concentración argentina antes de viajar a Francia.
Una vez en la concentración de L''etrat, aquella rodeada de las ya "legendarias" colinas desde las que se veían los entrenamientos para sortear las lonas verdes que hacía instalar sobre el alambrado el técnico Daniel Passarella, los futbolistas fueron macerando un comunicado que apuntaba a no hablar con la prensa durante la magna competencia.
Y un buen día, en la sala de conferencias apareció todo el plantel y fue Diego Simeone el encargado de leer un comunicado similar al que dio a conocer Messi, cortando de cuajo el contacto con los enviados especiales argentinos.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...