El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió ayer a todos los países de Europa a seguir luchando por mantener unida a la Unión Europea (UE), en una conferencia de prensa junto a la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín.
"Sigo creyendo que la UE es uno de los mayores logros del mundo", declaró Obama, quien dejará el cargo el 20 de enero, tras reunirse durante dos horas con Merkel en la sede del Gobierno alemán.
"Se debe cultivar este logro y luchar por él", agregó en la rueda de prensa en la Cancillería de Berlín.
"La salida del Reino Unido de la UE debe hacerse sin ruido y sin problemas en la medida de lo posible", recomendó después de que los británicos votaran a favor de dejar el grupo comunitario en un referéndum en junio pasado.
Por su parte, Merkel agradeció a Obama por ocho años de "estrecha y amistosa" cooperación "llena de confianza". Para la mandataria alemana se trata de un socio en el que se puede confiar también en "horas difíciles", dijo recordando el espionaje de los servicios secretos estadounidenses.
Asimismo, Merkel insistió: "Naturalmente que haré todo lo posible para tener una buena cooperación con el recién elegido presidente Donald Trump", y recordó que las relaciones de Alemania y Europa con Estados Unidos son "un pilar fundamental" de la política exterior.
Merkel se comprometió ante Obama a aumentar el gasto en defensa, tras declarar que su país había "entendido" los mensajes de Washington en esa dirección. "Alemania ha entendido ese mensaje y ha empezado a reaccionar", aseguró la canciller, tras su reunión con Obama en la Cancillería de Berlín, antes de destacar que ese era el compromiso compartido por Alemania y los restantes países europeos.
El estadounidense recordó como la Otan había sido un pilar de la seguridad transatlántica durante siete décadas.
Ambos subrayaron que esa cooperación está dictada en parte por intereses pero también y ante todo por valores comunes entre los que se destaca la defensa de la democracia.
Este viaje es el último de Obama como presidente de Estados Unidos, pero el mandatario quiso dejar claro ayer que no será la última vez que visite el país europeo.
"Tengo la intención de ir a la Oktoberfest. Es algo que es mejor hacer como expresidente que como Presidente. Es mucho más divertido", bromeó sobre la famosa fiesta de la cerveza en Múnich.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...