En comparación al 2015, este año creció el índice de violencia laboral, ya sea por maltrato verbal, psicológico, persecución o acoso sexual. Así lo afirmaron desde la Dirección de Buenas Prácticas Laborales y Violencia Laboral del Ministerio de Trabajo de la Provincia, donde hasta la fecha se recibieron 200 denuncias.
"Si bien la entidad es nueva, son muchas las denuncias administrativas que hemos recibido; hasta hoy son 200 y el año pasado llegaban a 50", indicó María José Claros, directora de Buenas Prácticas Laborales y Violencia Laboral.
Asimismo agregó que el 80 por ciento de las denuncias las hacen mujeres, "pero también existen de parte de hombres".
Las principales causas que se denuncian son "maltrato verbal, laboral, psicológico, persecución y acoso sexual, sobre todo en mujeres, y muchas veces se llega a la desvinculación laboral", dijo.
Claros explicó que el porcentaje de denuncias es igual en la parte privada o pública. Los pasos a seguir luego de una acusación es que "la presunta víctima de violencia laboral se presenta en la Dirección, se la asesora, si corresponde se realiza el sumario administrativo y se busca lograr la mediación entre el empleado y empleador para el cese de la violencia laboral".
En relación a los empleados estatales, destacó que no hay una ley que regule la violencia laboral en la provincia, "por ahora solo tenemos un proyecto que presentamos en la Legislatura, el cual lo hemos trabajado con la diputada Victoria Luna Murillo, y esperamos que sea tratado cuanto antes".

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...