LA QUIACA (Corresponsal). Lorena Vilte (32) está separada de su expareja desde hace tres años. En octubre último denuncio a A.R. Valerio, mayor de edad, por violencia de género, todo ocurrió en la ciudad de Abra Pampa.
Su calvario parece no tener fin, a pesar de que el 29 de noviembre la justicia libró una orden de detención contra el violento sujeto, aún los efectivos de la "Capital de la Puna" no lograron absolutamente nada. "Fui a radicar una nueva denuncia en su contra, pero dicen que no pueden dar con su paradero", contó Vilt
Lorena volvió a dialogar con El Tribuno de Jujuy, esta vez en la plaza principal de La Quiaca. Tiene miedo de estar hasta en su propia ciudad natal, se siente totalmente desprotegida, a pesar de haber pedido protección no solo a la policía sino a la justicia. El caso está en manos del fiscal Darío Osinaga, quien habría solicitado la detención de Valerio
"La policía dice que no puede dar con su paradero, él apareció de nuevo durante el fin de semana, comenzó a maltratarme, gritarme y quiso golpearme cerca de las vías. La gente se acercó, sino capaz era peor", dijo en una primera parte.
Por otra parte añadió: "tengo que cruzármelo en Abra Pampa, esto no es vida para nadie, es una pesadilla y calvario para mí, ya no sé por dónde ir, si voy por una calle aparece, si elijo otra lo mismo. Hasta su madre y nueva pareja están agrediéndome constantemente", remarcó.
En otro tramo relató: "desde el 29 de noviembre que hay una orden de detención por parte de la justicia que la policía de Abra Pampa no hace cumplir, pasó un mes y hasta ahora no hay novedades. Él está en la ciudad la misma gente ve, según los oficiales la madre está encubriéndolo, mis hijos lo vieron. Sabe que no puede acercarse, solo genera angustia en ellos", sostuvo.
Debido a la situación estresante Lorena Vilte debió ser internada en el hospital "Nuestra Señora del Rosario", tiene una parte del rostro y cuerpo casi paralizada: "ya no doy más", enfatizó.
"Solo pido justicia por lo que nos hizo y sigue haciendo, lo que está pasando es negligencia de la propia policía", apuntó.
Por último agradeció a la Secretaría de Paridad de Género de Abra Pampa a cargo de Natalia Segovia, que puso a disposición de la víctima un equipo interdisciplinario de salud para ayudar a la familia a superar este difícil momento, y desde un principio estuvo acompañando su reclamo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...