"Argentina no se cansa de perder", "Argentina volvió a fallar en una final", "Es para llorar", "Sigue la maldición, 23 años sin títulos mayores", eran algunos de los titulares que anunciaban que la albiceleste caía en su tercera final seguida después de que Lio Messi errara un penal en la tanda decisiva ante Chile, entre otros errores.
Fue en el MetLife Stadium de New Jersey y otra vez Chile nos ganaba. El equipo de Gerardo Martino no pudo quebrar a Chile en los 120 minutos y luego, tal como en el 2015, Chile se llevó la definición de la Copa América en los penales (ganó 4-2).
La pasión argentina hacía que la verborragia se dispare para tantos "wines", que todos nos desencontramos. Los pro-Messi por un lado, y los pro-triunfo a como dé lugar, se escuchaban a viva voz, y afectaba la sensibilidad del seleccionado y de la hinchada del país más futbolero del mundo. Al punto que swe hicieron análisis desde distintos puntos de vista profesionales, sobre la profesionalidad de nuestros jugadores, la diferencia con la selección argentina que ganó el Mundial del ''86, la mala racha de Messi sólo con la casaca celeste y blanca, y otros tópicos de los que los argentinos solemos ocuparnos con un alto nivel de involucramiento .
El capitán argentino anunciaba pocas horas después de la derrota, su renuncia a la selección. Poco tiempo pasó para que se ponga en marcha una campaña para recuperar a la "Pulga" y animarlo a volver... Y volvió

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...