River Plate, con momentos de buen fútbol, goleó a Quilmes por 5 a 1, en el estadio "Monumental" de Núñez,
Los goles del equipo que dirige Marcelo Gallardo los convirtieron el uruguayo Rodrigo Mora (18" PT y 14" ST, el primero de penal), Gonzalo Martínez (46" PT y 7" ST) y Lucas Alario (26" ST); en tanto que Sebastián Romero (30" PT) marcó para el conjunto visitante, que finalizó con diez jugadores por la expulsión de Rodrigo Braña (12" ST).
River, con un 4-1-3-2, estuvo impreciso en el inicio del encuentro (el colombiano Eder Álvarez Balanta se retiró lesionado y lo reemplazó Nicolás Domingo), tardó en acomodarse en la cancha, pero en la primera llegada a fondo se puso en ventaja en el marcador.
Mora cambió por gol, en su segundo intento, un penal de Adrián Calello sobre Alario. Es que Walter Benítez le contuvo el primer disparo al uruguayo, pero el árbitro Fernando Rapallini -a instancias del línea Juan Pablo Belatti- lo hizo patear nuevamente (acertadamente) porque el arquero se adelantó.
El 1 a 0 le dio a River tranquilidad y a partir de ahí mejoró en lo futbolístico, dispuso de un par de chances en los pies de Martínez y Alario, aunque estuvo lejos de brillar en el juego.
Quilmes, con un 4-2-3-1, tardó en asimilar el 1 a 0 (hasta ese momento manejaba el partido), pero no se resignó en ataque y Romero, puso el 1 a 1 al capitalizar un rebote tras un remate de Ezequiel Rescaldani.
El primer tiempo se encaminaba para el 1 a 1 hasta que sobre el final Martínez, muy cuestionado por sus propios hinchas, sacó un tremendo remate y anotó el 2 a 1 para ir al descanso arriba en el marcador.
En el complemento, todo fue más fácil para los de Gallardo que dominaron a su rival y convirtieron tres goles más (Martínez, Rodrigo Mora y Lucas Alario).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...