El magnate neoyorquino Donald Trump se impuso en las primarias republicanas de Georgia, uno de los primeros estados de donde se conocieron los resultados en el Supermartes electoral en EEUU, según las proyecciones de los principales medios. De confirmarse los datos, Trump se llevaría así la mayoría de los 76 delegados de este estado sureño en esta jornada electoral múltiple. El multimillonario también se habría impuesto en Virginia.
Hillary Clinton se habría quedado con la primaria demócrata en estos dos estados.
El aspirante demócrata Bernie Sanders habría arrasado en las primarias que se celebraron en Vermont, el estado al que representa en el Senado de EEUU. Todas las encuestas apuntaban a una arrolladora victoria suya en su estado. Sus perspectivas son menos claras en los otros 10 estados que celebran primarias demócratas.
Con respecto a los resultados republicanos en este estado, aún no se difundieron proyecciones.
Bernie Sanders, desde su búnker en Vermont, agradeció a los votantes de su estado. Con toda su familia sobre el escenario, el senador se mostró eufórico por los resultados de la primera en ese estado. Aún sin resultados oficiales, todas las encuestas lo ubican como ganador allí.
"Esta campaña no es sólo elegir al presidente, es transformar Estados Unidos", afirmó. "Hay que tener las agallas de confrontar las verdades de nuestro país", agregó. Y prometió "terminar con el financiamiento corrupto de las campañas".
Las elecciones son abiertas, o sea, hay un registro donde el votante se apunta y allí decide si votar en las republicanas o democratas.
Trump, que lidera la carrera por la nominación presidencial de su partido con un polémico discurso contra la inmigración ilegal, parte como candidato republicano favorito del Supermartes, la jornada de primarias en que más estados concurren a las urnas en EEUU. Clinton, por su parte, encabeza la contienda demócrata, según los sondeos.
Cada estado establece sus normas y en Virginia las elecciones son "abiertas", lo que significa que hay un único registro donde el votante se apunta y es en el mismo colegio electoral cuando deciden si votar en las primarias republicanas o demócratas.
"Se puede votar tanto a republicanos como demócratas, no importa en qué partido estés afiliado", explicó a los periodistas el vicepresidente de la Junta Electoral del condado de Alexandria, Jack Powers.
Pero la batalla más fiera que se libró ayer en Alexandria es en el terreno demócrata, ya que de los más de 8.500 votantes registrados, el 70% es de ese partido, según la Junta Electoral, en un condado donde viven muchos jóvenes altamente cualificados que trabajan en la vecina Washington.
Con sólo dos candidatos demócratas -Bernie Sanders y Hillary Clinton-, los voluntarios interceptaron a los votantes madrugadores con trípticos y con chapas y pegatinas de regalo.
"Trato de influir a la gente en el momento en que entra al colegio electoral. Muchos aún no ha tomado una decisión entre Bernie o Hillary. Espero atraparlos y darles ese último empujón", explicó Justina Butera, voluntaria por Clinton, que defiende la "experiencia" de la exsecretaria de Estado como gancho electoral.
A pesar de tener las estadísticas en su contra, Sanders ayer contaba con numerosos apoyos en Virginia de votantes que en su momento respaldaron al presidente de EEUU, el demócrata Barack Obama.
Esos electores no dan por seguro que voten por Clinton si gana la ex primera dama la nominación del partido para las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...