La Policía del Congreso de Estados Unidos hirió ayer de bala y detuvo a un hombre que extrajo un arma en la entrada del Centro de Visitantes del Capitolio, en un incidente que también dejó herida a una civil y que provocó el cierre preventivo y temporal del Legislativo y de la Casa Blanca, informaron autoridades.
El jefe de Policía del Capitolio, Matthew Verderosa, dijo a periodistas en las puertas del Centro de Visitantes que no había indicios de que el tiroteo hubiera sido un "acto terrorista" y agregó que el agresor era un hombre conocido por la seguridad del lugar por otros incidentes que había protagonizado en el pasado.
Aseguran que no se trató de un intento de ataque terrorista. El atacante fue trasladado a un hospital de la zona.
Verderosa explicó que el hombre trató de atravesar los detectores de metales que hay en la entrada del Centro de Visitantes, pero éstos sonaron y la Policía le ordenó detenerse. El hombre sacó un arma de entre sus ropas, y entonces uno de los policías del Capitolio lo baleó.
El hombre que portaba el arma fue trasladado a un hospital de la capital estadounidense para ser operado de sus lesiones, pero Verderosa no pudo aclarar cuál es su estado de salud.
La mujer que resultó también herida por el intercambio de disparos fue trasladada a un centro médico, pero aparentemente sufrió daños menores.
Ante el caos provocado por los disparos, las autoridades pidieron a los ciudadanos que se encontraban en las inmediaciones, así como a los trabajadores del Congreso, que se pusieran a resguardo.
Verderosa no dio la identidad del sospechoso, pero sí indicó que su vehículo fue encontrado en los terrenos del Congreso y que está siendo inspeccionado y corroboró que los servicios de seguridad del Legislativo sabían de quién se trataba.
Minutos más tarde, cuando la situación fue controlada, se levantó el bloqueo de la Casa Blanca, para después hacerlo en el Capitolio, a excepción del Centro de Visitantes, donde tuvieron lugar los hechos y se estaba llevando a cabo la investigación.
A través de su cuenta de la red social Twitter, la Policía del Distrito de Columbia confirmó que se trata de un incidente aislado y que no supone una "amenaza" para el resto de la capital estadounidense.
El Congreso se encuentra en periodo de receso por las festividades de Pascua y no volverá a la actividad regular hasta mediados del mes próximo, sin embargo muchas oficinas de los legisladores continúan su trabajo y parte de los edificios están abiertos a los turistas.
El Centro de Visitantes del Capitolio se construyó con el objetivo de aumentar las medidas de seguridad después de que en 1998 dos oficiales de policía fallecieran en otro tiroteo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...