Inés Peña también estuvo presente en la sesión, que además de bregar por los derechos de las mujeres uso gran parte de su tiempo en la banca para mostrar su preocupación por la vigencia de los derechos humanos, haciendo referencia a la detención de Milagro Sala. Peña sostuvo que su postura es personal y política, y que la sociedad necesita de una Justicia independiente que resguarde la "libertad de expresión".
Los dichos de Peña causaron malestar en algunos de los presentes, que explicaron que no era el momento para argumentar la inocencia de Sala, y optaron por retirarse de la sala, acción que produjo inmediatos aplausos por quienes también presenciaban la sesión.
El hecho produjo opiniones encontradas entre los presentes y también entre los concejales que al finalizar la sesión, hicieron pública la necesidad de la tolerancia y de dejar de lado las posturas políticas en el Día de la Mujer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...