En Jujuy hubo un cónclave de antropólogos que abordaron la enseñanza en otras carreras, su rol, el desarrollo en terreno y en las investigaciones.

El encuentro se denominó "Primeras Jornadas Inter-cátedra de Antropología" y sirvió como espacio para reflexionar sobre la disciplina.

"Lo que pretende es reunir a docentes que enseñan antropología en distintos lugares, tanto en profesorados como en la Universidad", precisó Liliana Bergesio, antropóloga e investigadora, de la Universidad Nacional de Jujuy (Unju), quien coordinó uno de los paneles

Surgieron por iniciativa de los docentes de la Unidad de Antropología Social de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, de la Unju, al entender que el mayor desafío en para las cátedras que enseñan antropología a no antropólogos. Es para quienes enseñan antropología social y cultural a estudiantes de comunicación social, de licenciatura en Educación para la salud, es decir estudiantes que no quieren ser antropólogos, y supone un desafío "porque no es lo mismo enseñar a alguien que quiere o busca es profesión que pensarla para ámbitos específicos, otros campos disciplinares con otras formaciones, otros autores y formas de expresarse".

Además el encuentro sirvió para una reflexión en si misma contemplando que la antropología en Jujuy cumple 30 años de ejercicio, y debido que para quienes la ejercen perciben que continua habiendo cierto desconocimiento de qué hacen los antropólogos en Jujuy. Por ello las jornadas sirvieron para analizar cuál es el rol de la antropología en la actualidad, el de los antropólogos en el NOA sus incumbencias y campos de acción, y cuáles los espacios en que se desarrollan en Jujuy en particular.

Durante el encuentro de dos se presentaron un centenar de ponencias de investigadores del Noroeste y de Buenos Aires, sobre una amplia variedad de temáticas vinculadas a la antropología social y cultural. "Como es una disciplina muy amplia de más de 120 años de desarrollo a escala planetaria, la forma de definirla la antropología social y cultural son diversas", explicó Bergesio.

Explicó que quienes trabajan en ello tratan de emprender, comprender, "hacer de una especie de traductores entre distintos grupos sociales y culturales, distintas costumbres, creencias, posiciones, sin olvidar que muchas de ellas también están atravesadas por relaciones de poder donde no todos los grupos sociales tienen las mismas posibilidades de nombrarse a sí mismas ni a los otros". Además sostuvo que dentro de la diversidad cultural entienden que las relaciones hegemónicas tienen una fuerte influencia, y es el modo en cómo parte de la antropología la analiza.

El encuentro se centró entonces en la vinculación de la antropología con la comunicación social, el trabajo social, la educación para la salud, la educación en sí misma, estudios literarios, de género, y la enseñanza en el profesorado; además de otras de arqueología y antropología biológica.

Antropología aplicada a diseño

Una de las ponencias, de la antropóloga e investigadora de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA), Sara Torres quien pertenece al ciclo básico de esa casa de estudios. Explicó que trabaja con una población mayoritariamente de alumnos de Diseño textil e indumentaria, con lo cual trabaja los aportes de antropología para estudiantes de Buenos Aires, al entender que es una ciudad que mira hacia Europa.

Explicó que trabajan "para que esa mirada dirigida hacia lo europeo, rote y gire hacia un diseño europeo, rote y gire hacia el interior, antes de la llegada del hombre blanco, qué tipo de diseños había, cómo se construía...". Planteó que se trabaja en torno a uno de los conceptos de antropología vinculados a la colonización cultural, visual que se ve en la homogeneización del diseño, por ejemplo de zapatillas en países latinoamericanos que en Francia. "Entonces para un alumno que se va a empoderar como diseñador como diseñador esto es muy importante porque le da herramientas para tener una riqueza visual y capacidad creativa distinta a la moda", precisó.

Sin embargo explicó que hay escasez de imágenes, y es que los estudiantes no tienen idea de la riqueza que había antes de la llegada del hombre blanco, con lo cual instan a ver la cultura de la "aguada", que es preincaica (de Catamarca y La Rioja), la cultura "Santa María"(de Catamarca y Salta), tehuelche (de la Patagonia). Sucede que se insta a buscar culturas preincaicas porque cuando llega el español les impone a pueblos originarios corte de pelo, ropa entendiendo que el diseño es la representación simbólica de la ubicación social de los sujetos.

FIN

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...