Mario Fidel Tolaba es docente y escritor quiaqueño, aunque sus orígenes sean de la vecina provincia de Salta, creció desde niño en estos terruños por lo tanto es sabedor y conocedor de cómo vive el poblador puneño. Desde el 2007 hasta la actualidad ya escribió cuatro libros, "Tierra de sueños" en el 2010, "Súper Ojota" y "Libro Viajero de la Puna", el cuarto libro se llama "Miradas sentires y latidos de la Puna". Es miembro activo de la Sociedad Argentina de Escritores filial Jujuy y representará a Jujuy en la 42º edición de la Feria Internacional del Libro.
Además aprovechando su estadía en Buenos Aires, el jueves 4 de mayo, se presentará en la Casa de Jujuy en Buenos Aires, al día siguiente en una escuela primaria y la Biblioteca Nacional, y el sábado 6 en el stand de Jujuy de la Feria del Libro de Buenos Aires.
Redactar un libro lleva tiempo, plasmar los sentires propios para que luego puedan ser leídos por cientos de lectores, implica un proceso largo que va desde la escritura del borrador hasta que finalmente, tras la edición el producto, queda culminado y listo para imprimirse.
Mario Tolaba merced a su labor incansable de difundir las letras de La Quiaca y Puna, pasó a convertirse en un referente de la actividad literaria desde el interior profundo con una mirada hacia otras regiones y grandes urbes.
"En 1998 trabajando en la Escuela de La Ciénaga armamos un proyecto denominado "Libro viajero de la Puna". "Una de las propuestas era trabajar con autores locales, cuando comenzamos hacer la recopilación nos dimos con que no había muchos libros de nuestra ciudad, de allí surge mi inquietud de escribir", dijo en una primera parte en diálogo con El Tribuno de Jujuy. "Tierra de Sueños" sale a la luz en 2007 siendo el puntapié inicial para otras obras, relacionadas a la idiosincrasia y cultura del puneño, "escribir comienza como un hobby después cuando uno comienza a trabajar en la edición hay que ser perseverante todo es un proceso", añadió.
In situ
Las obras reflejan a la Puna desde la poesía, los cuentos y la narrativa, "la escritura necesita del conocimiento, conocer el espacio y lugar porque a partir de allí uno rescata ciertas particularidades para ir plasmándolas.
Es un trabajo de integración entre la imaginación, creatividad y lo que está ocurriendo en la realidad, es todo un sistema que va complementándose uno con otro", indicó.
Visibilizar la literatura puneña
La Quiaca no era representada culturalmente en el aspecto literario, para escuchar a un escritor consagrado tenía que trasladarse hasta la capital o Buenos Aires, era complicado para esos autores puedan llegar a la ciudad fronteriza. "Me propuse convocar e invitar a gente reconocida si se animaban a venir e instalar a nuestra ciudad como la puerta de ingreso a la Argentina desde la literatura. Hay un concepto erróneo, el cual señala que debe leerse desde las grandes capitales hacia el interior, cuando debe ser al revés es un desafió ubicar a La Quiaca con la imagen de centro cultural", enfatizó.
Para visibilizar y apuntalar los trabajos de escritores locales, desde hace seis años, Tolaba trabaja en la organización de encuentros literarios, del cual participan autores de todo el país, Jujuy y Bolivia, cosechando muy buenas experiencias.
En las escuelas
Los libros de Mario Tolaba son difundidos en las cuatro regiones de Jujuy, y también en otras provincias tales como Córdoba y Buenos Aires donde las escuelas trabajan con sus obras, pero como todo oficio tiene sus sabores y sin sabores.
"Mis trabajos se leen en otros lugares y eso significa una alegría para mi, un poco de preocupación y amargura porque en el propio lugar que es La Quiaca, se hace poco y nada, a pesar del esfuerzo de regalar los libros a las distintas instituciones o presentarlo a los docentes".

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...