La provincia de Jujuy recibe esta semana la visita de un artista con mayúsculas, defensor de nuestras danzas y de nuestra música, con su historia de vida arraigada a la tierra de los tonocotes (pueblo aborigen de Santiago del Estero) y que en su música lleva el embrujo de sus antepasados
Su nombre, Hugo Daniel Pajón, más conocido en el ambiente artístico como "El Cuervo" y su grupo Los Brujos llegan a la provincia a "endiablar" con su estilo musical, únicoà cada centímetro de los escenarios de peñas que pise.
Mañana se presentará a partir de las 22 en la Peña El Viejo Almacén de la ciudad de El Carmen.
La historia de El Cuervo se inicia en Buenos Aires, el 22 de junio del año 1980. Por la rama paterna, es nieto e hijo de bandoneonistas y por parte materna, desciende de sanadores y curanderos nativos. Amalgama de arte y embrujo, propio del acervo cultural de sus antepasados, El Cuervo hereda la pasión por la música y la danza, tanto como por la esencia espiritual del misticismo indígena; y es así que desde niño incursiona en la ejecución del instrumento que será su voz y pensamiento, a la vez que su aptitud para el baile lo lleva a iniciarse en el estudio de la danza folklórica nacional.
Recibido de profesor de danza a los dieciséis años, y con una extraordinaria maestría en improvisaciones musicales a través de su bandoneón, emprende, en Buenos Aires, los primeros pasos de lo que será su carrera artística y la muestra fidedigna de su talento.
Se abre para El Cuervo la gran vidriera artística que lo sitúa junto a grandes y reconocidos músicos; es convocado a actuar como solista en renombrados festivales nacionales como así también a colaborar con artistas de amplia trayectoria, destacando siempre su marco protagónico desde el sonido de su bandoneón. Comparte espectáculos con Horacio Banegas, Zamba Quipildor, El Chango Nieto, Alfredo Ábalos, Los Hermanos Ábalos, Tamara Castro, Roxana Carabajal, Peteco Carabajal, Mario Álvarez Quiroga y Don Carlos Carabajal, Padre de la Chacarera, Carla Pugliese (nieta del maestro Alfredo Pugliese), Trío de jazz Las Black and Blues, y varios grupos de tango electrónico.
En el ámbito discográfico, se inicia con la creación de "Grito", seleccionando los temas que hacen a la identidad del pueblo santiagueño en todos sus matices sonorizándolos con una notoria influencia de ritmos latinos. Esta incursión en la discografía, lo lleva a emprender la formación del grupo musical Los Brujos fuera de todo proyecto personal pero con el logro de una banda que musicaliza su propia historia, que refleja su identidad, que trabaja creando el clima adecuado para su público, que fusiona sones y ritmos generando la música natural, que le permite el despliegue de improvisaciones algo atípicas pero acertadas, que da acomodada apertura a la danza, que se caracteriza por la pureza de su creatividad, que se plasma en la libertad de expresiones artísticas y que instala la armonía entre los intérpretes y su audiencia quienes interactúan en un ambiente mágico que colma expectativas y emociones.
Su segundo trabajo, "Osamenta", en plena elaboración actual, recrea composiciones de su autoría casi en su totalidad, lo que indica su madurez profesional. Su musa inspiradora son las obras literarias de Carlos Castañeda, arqueólogo, filosofo y estudioso de los brujos yaquis mejicanos. "El Cuervo" genera una composición de matices ancestrales y fantásticos. (Carlos Tasca especial para El Tribuno de Jujuy).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...