El presidente de Ecuador, Rafael Correa, informó ayer que visitará poblados de las provincias de Esmeraldas y Manabí (oeste), entre ellos Cojimíes, fuertemente golpeado por los dos sismos del miércoles que dejaron un muerto y 85 heridos leves.
"Por temor a aumentar los problemas en lugar de disminuirlos", el mandatario suspendió un gabinete ministerial previsto para esta semana en Pedernales, en la provincia de Manabí y epicentro del terremoto del 16 de abril.
El gobernante apuntó en otros mensajes: "¡Ánimo país! Las réplicas son normales, lo que no implica que no causen más daños y una gran angustia".
El miércoles dos movimientos telúricos de hasta 6,8 grados de magnitud sacudieron el país a las 02.57 locales y las 11.47 locales, y su epicentro se localizó cerca del balneario de Mompiche, 185 km al oeste de Quito, según el Instituto Geofísico.
Los sismos, que generaron otros movimientos menores, son considerados réplicas del terremoto de 7,8 grados que devastó la costa ecuatoriana hace un mes, dejando unos 700 muertos y 29.000 personas en albergues.
El Instituto Geofísico ha registrado desde el terremoto "un total de 1.564 réplicas", siendo las más fuertes las del miércoles, según su balance más reciente.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...