La Central Obrera Boliviana (COB) decretó un nuevo paro de 48 horas para este jueves y viernes tras el paro y movilización del lunes por el conflicto del cierre de la textil estatal Enatex y la pérdida de su fuente de trabajo para unas mil personas, mientras el gobierno insiste que los sectores fabriles no se sumaron a la huelga y en su propuesta alternativa con la que convocó a una reunión el domingo a la dirigencia obrera, que fue rechazada.
Los sindicalistas advirtieron que continuarán con sus medidas de presión hasta que el gobierno revierta el decreto de cierre de la estatal Enatex, a pesar de la advertencia del ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, que ratificó que "no hay manera de reincorporar trabajadores a una empresa que no existe".
"Ratifica y declara paro nacional de 48 horas entre el jueves y viernes. Atentos los trabajadores a cualquier convocatoria", afirmó el secretario ejecutivo de la COB, Guido Mitma, al término de la reunión realizada tras la marcha del lunes, caracterizada por la explosión de cachorros de dinamita (pequeños trozos del explosivo, muy ruidosas cuando estallan) en el centro paceño.
Por su parte, el vicepresidente Álvaro García Linera aseguró anoche que el sector productivo del país no acató el paro de la COB, convocado para ayer en demanda de la anulación del decreto que cierra la Empresa Nacional Estratégica Textil (Enatex).
Por su parte, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, había propuesto el sábado una reunión a la dirigencia de la COB para realizarse el domingo, un día antes del paro de 24 horas ya convocado, encuentro que fue rechazado rotundamente por los trabajadores obreros, pese a la propuesta alternativa del gobierno nacional para los trabajadores desempleados de la fábrica Enatex.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...