Afganistán prometió iniciar una "investigación minuciosa" tras las condenas de la comunidad internacional después de las revelaciones sobre casos de abusos sexuales de la policía a menores.
Según varias fuentes consultadas, los talibanes usan a los menores sometidos a la práctica tradicional del "bacha bazi" ("jugar con niños" en dari, una de las dos lenguas oficiales afganas) para atacar a las fuerzas de la policía.
Este tipo de ataque dejó cientos de muertos entre las filas de la policía estos dos últimos años en la provincia meridional de Uruzgan, donde esta práctica está muy establecida y es común.
"El presidente Ashraf Ghani ordenó dirigir una investigación minuciosa en base a estas informaciones", anunció el palacio presidencial en un comunicado.
"Quienquiera que sea considerado culpable será perseguido y castigado, sin consideración de grado, conforme al derecho afgano y a nuestros compromisos internacionales", añadió.
La práctica del "bacha bazi", que consiste en utilizar chicos prepúberes como compañía sexual, para llevar armas o servir el té, está aún muy extendida en algunas regiones de Afganistán, en el sur, el este y el norte.
Suboficiales de policía, jueces, responsables gubernamentales y supervivientes de los ataques contaron cómo los talibanes reclutan a estos menores denominados "bacha bazi" para atacar a sus violadores, exponiendo doblemente a los niños a los abusos de ambas partes.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...